Abandonar Mando Único en OPB causaría "un verdadero desastre": Capella

"Tenemos muchos pendientes por resolver en el resto del estado", dijo

Joana Maldonado
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Miércoles 19 de febrero, 2020

Ante la amenaza de Otoniel Segovia Martínez, alcalde de Othón P. Blanco, de rescindir el convenio de implementación de Mando Único, el secretario de Seguridad Pública (SSP), Jesús Alberto Capella Ibarra, señaló que lo anterior representaría desarticular lo que apenas se está armando y “provocaría un verdadero desastre”.

Aseguró además que el Ayuntamiento othonense carece por sí solo de capacidad y recursos y dejó entrever que son intereses políticos.

Capella Ibarra dijo que el pasado martes, personal de la SSP sostuvo una reunión operativa con el alcalde en relación a esta declaración.

“Tenemos muchos pendientes por resolver en el resto del estado y vamos a ponderar el diálogo, pero no la intromisión de intereses ajenos a la seguridad pública. En ocasiones, actores políticos tienden a proponer que amigos o familiares participen en acciones de seguridad pública y eso provoca una ausencia de disciplina y un debate de carácter político”, aseguró el funcionario.

Añadió que sería una medida aventurada por parte del alcalde porque el estado debería analizar retirar equipamiento para concentrarlo en otros municipios.

También dejó entrever que la inconformidad de la autoridad municipal tiene que ver con los recursos, por ejemplo la contratación de escuelas policiales foráneas para capacitación, cuyo costo es superior.

“Tenemos que transparentar cuáles son los intereses de funcionarios municipales que quieren contratar academias de otras partes cuando es mucho más barato aquí”, apuntó.

Capella Ibarra añadió que la capacidad y recursos materiales con que cuenta la policía municipal “están para llorar” por la ausencia de inversión que existió en la corporación.

El secretario de Seguridad Pública dijo que se trata de un tema hipotético el señalar que el Ejecutivo del estado podría asumir el control de la seguridad como ocurrió en Solidaridad pero aseguró que el tema a discutir debe ser cómo lograr resultados.