Los deseos de competir y ganar me ayudaron a salir adelante: Rivera

“Me sentí como cuando pitcheaba con los Leones”, aseguró

Taxto y foto: Antonio Bargas Cicero
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 19 de febrero, 2020

Durante la carrera al título de los Azulejos de la Dolores Otero, Óscar Rivera le platicó a su mánager Oswaldo Verdugo que “me siento como cuando pitcheaba con los Leones”.

Eso fue lo peor que les pudo pasar a los Jaguares de la UADY y Senadores de la Morelos y sus recias ofensivas.

El zurdo, autor del único juego perfecto en la historia de postemporada de la Liga Mexicana, todavía no se explica cómo se pudo recuperar tan rápido, con sólo un día de descanso, para vencer a domicilio a los felinos y a los líderes generales, luego de sufrir en los primeros juegos de la serie, en los duelos definitivos de la semifinal y final, respectivamente. “Hasta yo quedé sorprendido. Ya tengo varios años lanzando y el desgaste físico influye”, dijo en la sala de juntas de este periódico el que fue couch de pitcheo de Yucatán la temporada anterior de la LMB.

“En ambos casos lancé poco el sábado y el domingo no amanecí tan mal y el lunes me sentía listo, pero más que nada fueron las ganas y los deseos de competir y ganar los que me sacaron adelante”.

“Desde que llegué al equipo (en la recta final) me sentí cómodo y a gusto”, agregó. “Recalco de Oswaldo que no le mete presión al jugador, lo deja hacer su trabajo y eso te da confianza y ganas de ponerte la camiseta. Estaba motivado y súmale que estaba entrenando bien”. “Sentía más cansancio mental, pero estaba bien y entusiasmado”, continuó el histórico lanzador retirado de las fieras.

“En la final lo principal fue mantener la calma y el control. Sabía cómo pitchearle a un equipo con bastante poder. No me di cuenta que tenía un sin hit, había que mantener cerca al equipo y en eso me enfoqué”.