En plantel henequenero 'Jesús', Vila Dosal entrega estímulos a productores

Llevan medio siglo dedicados al cultivo del llamado oro verde

La Jornada Maya

Bokobá, Yucatán
Jueves 20 de febrero, 2020

El gobernador Mauricio Vila Dosal visitó el día de ayer el plantel henequenero 'Jesús', donde se reunió con Ebaristo Kantún Negrón y otros seis productores que tuvieron la oportunidad de expresarle sus principales necesidades, así como los retos que diariamente enfrentan para desarrollar sus cultivos.

Plantíos como el 'Jesús' ahora reciben apoyo con esquemas como Peso por Kilo de Fibra de Henequén, Concurrencia con las Entidades Federativas y Peso a Peso, y este miércoles, Vila Dosal realizó una gira de trabajo por Bokobá, donde entregó estímulos económicos, equipos y herramientas por 4.7 millones de pesos a 959 productores de henequén, a fin de ayudar a levantar esta actividad tan representativa de Yucatán y que durante muchos años fue el orgullo de los yucatecos.

“Muchos apoyos que teníamos dejaron de darse en administraciones anteriores y vemos que el gobernador está viniendo con nosotros a escucharnos. Agradecemos los apoyos que nos llegan, nos estamos dando cuenta que este gobierno está trabajando mejor que lo anteriores”, indicó Ebaristo.

Vila Dosal escuchó a los henequeneros ,sus inquietudes y requerimientos. Ahí, les reiteró que cuentan con su respaldo, por lo que, junto con la Secretaría de Desarrollo Rural, se buscarán formas de trabajar de manera coordinada con los ayuntamientos y quienes se dedican a esta actividad para que los apoyos lleguen a las personas que de verdad lo necesitan.

Por su parte, Bartolo Chan Cimé, quien también lleva 50 años cultivando el agave, se dijo contento de saber que finalmente hay un gobierno interesado en su cultivo, pues para él y su familia esto significa que las cosas van a mejorar para ellos.

“No es mucho lo que ganamos sólo nosotros, tenemos que trabajar mucho y lo que nos dan es bien recibido porque nos ayuda a comprar herbicidas, a pagar el chapeo y que podamos tener nuestras hectáreas limpias”, indicó.

Bartolo, de 60 años, afirmó que todos los días da lo mejor de sí para mejorar su producción, pues debido a su situación económica no puede pagar a jornaleros para que lo ayuden a cortar las pencas, como muchos lo hacen para mejorar su producción.