Este año no nos quedaremos en la raya, el equipo está hecho para ganar, afirma Sosa

Comienza en el Kukulcán entrenamiento voluntario para locales, en camino a la pretemporada

Antonio Bargas Cicero
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 21 de febrero, 2020

El mágico sonido de la pelota golpeando la mascota y de la bola haciendo contacto con el bate regresó al Kukulcán Alamo.

Poco menos de 10 peloteros se presentaron ayer al parque de la Serpiente Emplumada para el comienzo de un entrenamiento voluntario para locales, con lo que los Leones de Yucatán empezaron el camino que esperan los lleve a su sexta final de la Zona Sur en las últimas siete temporada y a la Serie del Rey por tercer año consecutivo.

A 2 mil 331 kilómetros de distancia, en Mazatlán, un grupo similar en tamaño, con jugadores que se recuperan de lesiones y jóvenes, se puso a trabajar en un un mini campamento bajo las órdenes del mánager Gerónimo Gil.

“Los que estamos aquí venimos con la mejor disposición. Fue una opción que dio la directiva de trabajar antes de la pretemporada y estoy muy contento y agradecido con ellos porque es un beneficio para nosotros, ya que llegaremos con ritmo y condición física a la pretemporada”, señaló el confiable cátcher Humberto Sosa, quien viene de un receso de temporada intenso en el que jugó para los Sultanes en la Liga Mexicana del Pacífico, fue parte de la selección mexicana que logró histórico boleto olímpico y defendió los colores de la Universidad Marista en la Liga Meridana.

Bajo un intenso sol en una mañana perfecta para practicar el rey de los deportes, los melenudos entrenaron con la dirección de Oswaldo Morejón, Raúl Ortega, Héctor Castañeda y el trainer venezolano Fernando Figuera, El Tigre. Sosa y el receptor novato Rainier Aguilar, campeón en la Liga Meridana con los Azulejos, hicieron ejercicios detrás del plato con Castañeda. El también recluta José Juan Villamil, tabasqueño radicado en la capital yucateca, de las firmas más recientes de las fieras, trabajó su fildeo en el cuadro bajo la supervisión de Morejón. Los lanzadores, entre ellos los derechos yucatecos Iván Solís, Domine Quijano, Russell Uicab y Luis Montero se prepararon con el instructor y couch Raúl Ortega, quien los firmó a todos. Rainier, Villamil, Quijano, Uicab y Montero se preparan para su primer entrenamiento con el equipo grande.

“Extraña uno jugar. Estoy feliz de volver”, añadió Sosa, veracruzano con tres años viviendo en Mérida. “La afición está pendiente del regreso de los Leones y yo creo que este año no nos vamos a quedar en la raya como la vez pasada. El equipo está hecho para ganar”.

Por todo lados había indicios de que la campaña está cada vez más cerca. Al tiempo que se realizaba el entrenamiento, un grupo de trabajadores instalaba las bancas en el dógaut. En varios palcos se efectúan mejoras.

Apoyados por Morejón, Sosa, Aguilar y Villamil tuvieron una sesión en la jaula de bateo. Los pítchers hicieron 70 disparos y se enfocaron en lanzar con ángulo, apuntó Ortega.

Entusiasta y motivado, Aguilar, quien se formó en Estados Unidos y sus padres son de Cenotillo, expresó que será como una “esponja” en la pretemporada para absorber todo lo que pueda de gente de gran experiencia como Sosa y Sebastián Valle.

Serán dos semanas de trabajo “que vamos a aprovechar para dejar listo a este grupo para la pretemporada”,manifestó Morejón.

Desde la cueva: Los prospectos peninsulares Arnoldo Sánchez, Christopher Castilla y Jafet Ojeda, todos detectados por Ortega, fueron titulares ayer en partidos del Campamento de Primavera de Probeis en Tijuana… Aguilar expresó su emoción por el encuentro de exhibición ante los Piratas de Campeche del próximo 15 de marzo en Espita, que está a media hora de Cenotillo, donde vive su familia. “Será emocionante”, indicó.