Tener una buena alimentación puede salvar al mundo

Los alimentos que ingerimos influyen en el cambio climático

La Jornada Maya
Foto: Enrique Osorno

Cozumel, Quintana Roo
Viernes 21 de febrero, 2020

¿Sabías que lo que eliges para comer afecta al medio ambiente? Por citar un ejemplo, si consumes 200 mililitros de leche de tres a cinco veces por semana durante un año, ese consumo está contribuyendo a 131 kilogramos de tu emisión anual de gases del efecto invernadero (GEI), lo que equivale a manejar un automóvil que quema gasolina regular, por 538 kilómetros y consumir 26 mil 133 litros de agua, que equivale a 402 baños en regadera durante ocho minutos. Ese mismo consumo de leche es igual a 372 metros cuadrados de árboles talados, el mismo tamaño que ocupa una cancha de tenis.

Si se consume 75 gramos de carne de res de tres a cinco veces por semana, el consumidor contribuye a mil 611 kilogramos de GEI, equivalente a conducir un automóvil 6 mil 618 kilómetros o igual a viajar de ida y vuelta cinco veces de Londres a Málaga; y el consumo de carne roja equivale a 4 mil 625 metros cuadrados de tierra, igual superficie que ocupan 17 canchas de tenis.

Sin embargo, si eliges consumir 80 gramos de chícharos, la emisión anual de GEI será de tan solo tres kilogramos, equivalente a conducir un automóvil durante 15 kilómetros. Diversos estudios determinan que según el tipo de dieta que tengamos, las reducciones de los gases de efecto invernadero pueden ser notables en beneficio del cambio climático.

Ante este panorama, el Panel Intergubernamental de Cambio Climático de las Naciones Unidas recomienda cambiarse a una dieta basada en plantas para reducir nuestra huella de carbono.

Los especialistas del Grupo Médico Costamed pueden ayudar al paciente crear un plan alimenticio que no sea tan radical, pero que disminuya efectivamente el GEI, para que además de contribuir al planeta, beneficie el estado de salud del quien lo solicite.

Una alimentación sana y balanceada permite reducir la incidencia de enfermedades así como mejorar el rendimiento físico y mental.