Oleaje en Veracruz arrastra buque de Pemex; intentan remolcarlo

Cerraron la navegación en el puerto

Sayda Chiñas Córdova / La Jornada Veracruz
Foto: 'La Jornada'
La Jornada Maya

Coatzacoalcos, Veracruz
Sábado 22 de febrero, 2020

El intenso oleaje provocado por el frente frío número 40 arrastró hacia la costa el buquetanque de Petróleos Mexicanos Mariano Abasolo, sus tripulantes luchan para evitar que encalle; los servicios de apoyo de la capitanía están suspendidos por el cierre del puerto a la navegación de todo tipo.

Desde este jueves fue cerrada a la navegación mayor y menor hacia el puerto de Coatzacoalcos por el frente frío, que vino precedido por evento de norte conocido como “línea de corte”.

La dirección de Protección Civil de Coatzacoalcos informó que desde las 17 horas de este viernes ya se sentían con toda la fuerza del frente frío con vientos sostenidos por encima de 60 kilómetros por horas y rachas de hasta 90 Kilómetros por hora.

La embarcación de Pemex que regresaba del puerto de Tampico tras dejar su carga de fluidos tuvo una falla mecánica y no alcanzó a ingresar al puerto para resguardarse ni pudo permanecer en la línea de fondo capoteando el temporal.

Desde las 17 horas se reportó que la embarcación pedía el apoyo para que dos chalanes (embarcaciones) pudiera remolcarlo al puerto, pero los avisos marítimos advertían de olas de entre cinco a siete pies, lo que es considerado como peligroso para la navegación.

A simple vista se podía observar cómo la embarcación petrolera trataba de avanzar pero era arrastrado hacia la playa y las máquinas no lograban remontar.

La embarcación se mantiene muy cerca de la playa y esperan que logre capotear el viento unas horas más para que pueda ser apoyado por personal de la capitanía.

David Esponda, director de PC en el municipio de Coatzacoalcos, confirmó que este frente frío provocó varias afectaciones en casas e instalaciones educativas, ya que los vientos entraron con mucha intensidad.

También en todo el municipio falló el sistema de energía eléctrica por la caída o el incendio de los transformadores.