Por el mismo delito, mujeres reciben condenas más altas que los hombres

Reinserta presenta informe diagnóstico

Abraham Bote
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 24 de febrero, 2020

A pesar de que invierten más en la defensa de su caso, las mujeres en reclusión son castigadas con condenas más altas que los hombres, aunque se haya cometido el miso delito, y puede ser hasta cinco años mayor, según reveló el estudio Diagnóstico Sobre la Percepción del Desempeño de la Defensoría Penal en México, elaborado por la agrupación Reinserta, y que fue presentado este 24 de febrero.

El estudio revela que las mexicanas presas pasan de media 23.5 años en prisión, mientras que los hombres cumplen 17.5 años de encierro. De manera concreta, la condena que más aparece en la encuesta para las mujeres es de 25 años, mientras que para los hombres es de 5.

"Aun cuando los delitos más frecuentes de ambos grupos son de alto impacto social, este sesgo puede deberse a que las mujeres reciben un castigo más severo por el mismo delito", dice el estudio.

Una de las conclusiones, es que se necesita verificar que en cada fiscalía del país existan servicios de defensoría pública las 24 horas del día y que al arribar a la sede ministerial sea el abogado defensor la primera persona con quien la persona detenida establezca contacto.

El estudio se realizó en cinco estados del país, Baja California Sur, Estado de México, Nuevo León, Quintana Roo y Tamaulipas, en el cual participaron en tres mil 73 personas privadas de la libertad.

Los especialistas, que participaron en la elaboración del documento, consideraron que el promedio de tiempo de condena para las mujeres es más elevado que el de los hombres, aun cuando los delitos de mayor incidencia son los mismos, robo y homicidio. En este sentido, las mujeres cambian de abogado de defensor hasta tres veces, mientras que los hombres lo hacen solo una vez.

La función de los abogados defensores es fundamental en los juicios penales, debido a que tienen la importante labor de verificar que éstos se lleven con apego a la justicia, no obstante, los hallazgos evidencian áreas de oportunidad de importante consideración para mejorar los servicios de defensoría penal.

Asimismo, más del 60 por ciento de las personas encuestadas señalaron que no contaron con un defensor que previniera o evitara actos de tortura desde la detención y durante su paso por las fiscalías, el 65 por ciento de los participantes dio una calificación reprobatoria a su abogado defensor, el 40 por ciento señaló que lo calificaría con cero.

También el estudio refleja una falta de preocupación porque los clientes vean respetadas sus garantías procesales. Por ejemplo, el 44 por ciento de las mujeres dice que sus abogados no se cercioraron de que jueces o policías les hubiesen pedido un soborno y el 47 por ciento no se cercioró de que no hubiesen recibido golpes o amenazas en algún momento del proceso. A su vez, un 73 por ciento no se preocupó de proporcionar apoyo para los hijos de las personas que fueron detenidas pero tenían familia a su cargo, y el 52 por ciento de los hombres consideraron que sus abogados defensores no asistían debidamente preparados a las audiencias.

El informe revela que el 48 por ciento de los presos encuestados y el 36 por ciento de las mujeres que participaron, no conocen a su abogado defensor. "Es necesario aclarar que, por ley, en todo acto procesal en el que intervenga el imputado, debe estar asistido por su defensor; en este sentido se infiere que la aseveración relativa a "no conocer al abogado defensor" se relaciona con la escasa interacción y el nulo establecimiento de un vínculo, situación no menos grave", señala Reinserta.

"El abogado defensor es el vehículo que permite a las personas acusadas por un delito acceder efectivamente a la justicia y su correcto desempeño puede detonar el mejoramiento del sistema de impartición de justicia penal en México, pues una noticia alentadora es que los abogados defensores que participaron en juicios del sistema penal acusatorio, fueron mejor evaluados que los que no; esto representa que se pueden elevar los estándares de desempeño de todos los operadores del sistema y con ello, lograr su fortalecimiento", expresó la agrupación.

Algunas recomendaciones propuestas en el diagnóstico consisten en humanizar la función de los defensores, promoviendo la ética y la humanidad para con las personas que defienden. Resulta también necesario implementar mecanismos de certificación y verificación para quienes ejercen la labor jurídica. El fortalecimiento de las defensorías públicas es crucial, se debe ampliar la plantilla de personal para evitar la sobrecarga de asuntos y se debe garantizar que en todas las fiscalías del país se presten sus servicios las 24 horas del día y que el abogado defensor sea la primera persona con quien las personas detenidas establezcan contacto al llegar a sede ministerial, a efecto de tutelar derechos humanos.

"Con motivo de los resultados obtenidos con relación a las mujeres privadas de la libertad, es de gran importancia la perspectiva de género en la práctica profesional de los defensores, en el sentido de impulsar el dictado de resoluciones judiciales ceñidas a ésta; pero también en su desempeño cotidiano, debiendo considerar sus condiciones específicas en torno a ser mujer", concluyó el informe.

Reinserta recibió la semana pasada el Premio Internacional DVF Awards, reconocimiento es otorgado por Diane von Furstenberg, quien mediante su fundación reconoce y apoya a mujeres que ayudan a transformar la vida de otras mujeres.