Vinculan a ex consejero jurídico del gobierno estatal

entre las medidas cautelares se dictó la confiscación de bienes y la firma periódica del proceso de libertad

Joana Maldonado
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Lunes 24 de febrero, 2020

El ex consejero jurídico del gobierno del estado, Raúl L., fue vinculado a proceso acusado de delito de peculado durante la administración de Roberto Borge Angulo. Un juez de control dictó cuatro meses para el cierre de investigación y se determinó como medidas cautelares el embargo de bienes y la firma periódica, por lo que llevará el proceso en libertad.

El delito que se le imputa es peculado al no poder demostrar el destino y uso de 1.87 millones de pesos dividido en cuatro depósitos que a través de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), se hicieron a sus cuentas privadas bajo el concepto de pago de peritajes, consultorías y asesorías otorgadas a la Consejería Jurídica. Los montos depositados fueron por 437 mil 900 pesos, 250 mil pesos, 200 mil pesos y 300 mil pesos que corresponden a dos órdenes de la Suprema Corte de Justicia.

El juez consideró que había un riesgo de que ese recurso se haya utilizado para fines personales porque no hubo acreditación de pago de servicios aunque los peritos emitieron un listado de gastos.

Al ser el peculado un delito no grave, el ex funcionario no es acreedor a prisión preventiva, pero el juez determinó embargar una camioneta modelo Pathfinder Nissan y 75 acciones de capital fijo de la empresa Industrializadora Maderera S.A de C.V con un valor de 75 mil pesos.

El plazo para el cierre de investigación de cuatro meses fenece el 23 de junio de este año. El abogado deberá acudir los días 15 y 30 de cada mes a firmar ante la autoridad.

La defensa corrió a cargo del abogado Gaspar Luis Pavía, Bernardino Perera y Alejandro Labastida.

Raúl L., dijo que no se sustrajo de la justicia y fue detenido en su vivienda, aunque hay un reporte previo de los fiscales quienes informaron que antes, en otro episodio, el imputado los golpeó para evitar su detención.