El Papa sólo tiene un resfriado; descartan COVID-19

El pontífice anuló un retiro espiritual fuera de Roma por un "resfrío"

Afp
Foto: Ap
La Jornada Maya

Roma, Italia
Martes 3 de martes, 2020

El Vaticano confirmó este martes que el papa Francisco está "resfriado", descartando indirectamente otras patologías como una infección por coronavirus.

En una breve nota, el vocero del Vaticano, Matteo Bruni, afirma que "el resfriado diagnosticado al Santo Padre en los últimos días sigue su curso, sin síntomas atribuibles a otras patologías".

El papa, que anuló un retiro espiritual fuera de Roma por un "resfrío" que le provoca tos, dio negativo a las pruebas realizadas el pasado miércoles por posible infección con el nuevo coronavirus, anticipó este martes el diario italiano Messagero.

La noticia no fue confirmada por el Vaticano que se limitó a asegurar que el pontífice está resfriado, aunque indirectamente precisa que no ha sido contagiado con el coronavirus al descartar otras patologías.

Francisco anunció el domingo que renunciaba a participar en unos ejercicios espirituales de seis días con la curia en Ariccia, sur de Roma, a causa de un resfriado.

Esa renuncia generó preocupación debido a la rápida propagación del coronavirus en Italia, donde ya se reportan 79 muertos, casi todos ancianos con patologías graves, de las 2.502 personas infectadas.

Mientras tanto, el Papa Francisco "celebra diariamente la Santa Misa y sigue los ejercicios espirituales" que se están llevando a cabo fuera de Roma.

El papa, de 83 años, tuvo dos accesos de tos ese día en la oración del Ángelus, oficiada el domingo en la plaza de San Pedro desde la ventana del palacio apostólico.

"Desgraciadamente, un resfriado me obliga a no participar este año" en ese retiro de la Cuaresma, declaró tras la oración.

Durante tres días, renunció a sus "audiencias" oficiales en el palacio apostólico y se quedó en la residencia de Santa Marta, en el Vaticano, donde vive.

Sin embargo, continuó celebrando la misa matinal y recibiendo a los visitantes, entre ellos al jefe de la Iglesia griega-católica de Ucrania, Sviatoslav Shevchuk, con quien se reunió el sábado.