Sin amparo, un hombre trans y una mujer contraen matrimonio en Yucatán

"Nos llena de felicidad, porque no cualquiera puede casarse": Farid Fernández

Juan Manuel Contreras
Fotos: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 4 de marzo, 2020

Por primera vez en Yucatán, una pareja integrada por un chico transgénero y una mujer contrajo matrimonio por el Registro Civil, hecho que representa un paso más hacia una sociedad más igualitaria y la consolidación de los derechos de la comunidad LGBTTTI.

Farid Hernández Barrera y Julia Ferrer López se conocieron hace tres años en un grupo de WhatsApp, y luego de varias pláticas decidieron entablar una relación. Tras el cambio de identidad de Farid -que se hizo posible gracias a la asociación Unasse- es que pudieron contraer nupcias esta tarde en la Oficialía 20 del Registro Civil, al norte de Mérida.



Luego de la ceremonia que contó con la presencia de familiares de ambos contrayentes, un Farid Hernández recién casado y visiblemente emocionado, relató que su proceso de cambio de identidad tuvo una duración de 11 meses, "y hoy por fin ya estamos legalmente casados", celebró.

Sobre esa decisión, explicó que desde que tiene uso de razón no se había sentido a gusto con su cuerpo, situación que lo orilló a acudir a instituciones como Unasse y Yucatrans, a las cuales agradeció por el apoyo recibido.



"Es un paso enorme para mí y para Julia. Nos llena de felicidad, porque no cualquiera puede casarse. Y para llevar a cabo el cambio de identidad es necesario tener mucha paciencia", advirtió.

Para la pareja no todo ha sido fácil, pues no cuentan con el aval de algunos familiares, sobre todo de parte del novio. "Me gustaría tenerlo, pero algunos todavía tienen la mente cerrada. Ojalá con el tiempo acepten la realidad de lo que soy. De ahí en fuera, es lo de menos, lo que me importa es la felicidad de mi esposa", agregó.



Aunado a eso, Hernández Barrera lamentó haber sufrido discriminación constante, tanto social como laboralmente, y en ese contexto, exigió ser tratado como lo que es y el respeto que merece.

Sobre la legislación del cambio de género y el matrimonio igualitario, Farid opinó que la actual Legislatura local "tiene la mente cerrada" y condenó esta postura ante los derechos de la comunidad, pues aún son necesarios amparos para "legalizar" la identidad de una persona.



Julia explicó que ambos tienen hijos biológicos, por lo que los planes a futuro de la pareja consisten en lograr la adopción legal de sus vástagos. Aún desconocen el proceso, y pese a verlo con optimismo, auguran que no será nada sencillo.

Luego de la ceremonia, Farid y Julia caminan hacia su nueva vida como pareja. Al menos por el día de hoy, no les queda nada más que celebrar su nueva unión y prepararse para los retos propios de cualquier matrimonio.