8 de marzo, Día de la Mujer; 9 de marzo, día sin mujeres, ¿qué sigue?

Sólo la inconciencia, la necedad y la cerrazón criticarán lo hoy acontecido

Cuauhtémoc Cárdenas
Foto: Notimex
La Jornada Maya

Domingo 8 de marzo, 2020

Hoy, con seguridad, magníficas, concurridísimas marchas de mujeres reprochando se erradiquen el feminicidio y las violencias de género en la vida social.

Celebremos que la iniciativa de las Brujas del Mar haya tenido tan rápida y masiva acogida. En el debate feminista se dan coincidencias y diferencias, pero nadie puede estar de acuerdo en que se mate a las mujeres, en que haya feminicidios. Sólo la inconciencia, la necedad y la cerrazón criticarán o se opondrán a las marchas de este día.

La respuesta masiva contra el feminicidio, me parece, no debiera concluir en las marchas de hoy ni en que las mujeres se retraigan mañana lunes 9 de sus actividades cotidianas.

Ha sido una gran hazaña la coincidencia contra el feminicidio de colectivos e individuos con plurales posiciones políticas, visiones sociales distintas, feminismos también diferentes.

En este día se identifican mejor coincidencias y diferencias dentro de las causas del feminismo. No pensaría que después de la marcha y de la retracción de mañana, no pasa ni sigue nada para quienes han logrado esta extraordinaria movilización. Lo que sigue después del 9 y, desde luego, a partir del 10 de marzo, según imagino, es que aquellos grupos y personas que coincidan en posiciones y puntos de vista sobre el feminismo se articulen, dialoguen para seguir juntos luchando por sus causas, se articulen también con otros esfuerzos por la igualdad, valor intrínseco del feminismo progresista y de una democracia auténtica y profunda.

Solidaridad con las mujeres en su día y en su día de retraimiento.

Esperemos las nuevas convocatorias por causas tan nobles e indudables como la que motiva la marcha de hoy.