Vandalizan inmuebles y monumentos durante marcha del 8M

"Infiltrados", autores de los actos violentos, aseguran organizadoras

Jessica Xantomila, Laura Poy, Angélica Enciso, César Arellano y Rosa Elvira Vargas
Fotos: Alejandra Lara
La Jornada Maya

Ciudad de México
Domingo 8 de marzo, 2020

Mujeres encapuchadas hicieron pintas en el edificio de la Lotería Nacional, la Torre del Caballito y la entrada al Monumento a la Revolución. “Estado feminicida”, “Macarena Valdez vive”, fueron algunos de los mensajes.

También, el agua de la Fuente de la República fue teñida de color rojo.

Más adelante, pasado el cruce de Paseo de la Reforma y avenida Juárez mujeres embozadas vestidas de negro armadas con mazos intentaron romper las puertas de un negocio de comida rápida. A lo que la mayoría de mujeres jóvenes y adultas que avanzaba en la marcha gritaron : ¡fuera!, ¡no violencia!

Otro grupo de mujeres con el rosto cubierto lograron retirar la valla metálica que cubría el Monumento a la Revolución para realizar pintas.

Además lanzaron globos con pintura a este monumento histórico y escribieron algunas leyendas como: “Estado asesino”; “Por ti, por mi, por todas”; “México feminicida”; “Que lo único que desaparezca sea tu machismo”.

El grupo de mujeres, la mayoría con vestimenta negra y el rostro cubierto con pasamontañas morado, rompieron los vidrios de la entrada al mueso del Monumento al Revolución, pintaron todas las puertas e intentan dañar los cristales del elevador que se encuentra en este lugar.



Algunas mujeres cargan radios comunicadores para estar en contacto con sus compañeras que se ubican en diferentes lugares del contingente.

También fueron derribadas las vallas que protegían parte del escenario que ayer se empleó en un concierto al que acudieron miles de jóvenes.

Las jóvenes inconformes también destruyeron equipos de luz y sonido que aun se encontraban en la plancha del Zócalo. Algunas de ellas lograron abrir los contenedores donde se había resguardado equipo, tubos y cables los cuales fueron distribuidos entre las manifestantes.

En la plaza Alameda, que está a un costado del hotel Hilton, quitaron las vallas de madera y causaron destrozos en todos los locales, incluso arrojaron lo muebles de una cafetería sobre la acera. También rompieron la puerta de cristal del edificio que se encuentra a un lado del Sanborns.


"Infiltrados", autores de los actos violentos, aseguran organizadoras

Instantes después, algunas de las oradoras del mitin acusaron que la agresión fue perpetrada por hombres infiltrados a quienes exigieron abandonar el lugar. Las organizadoras reportaron seis mujeres lesionadas. Tres durante la marcha del contingente y el mismo número en la gresca frente a Palacio Nacional.

Ante los actos de vandalismo algunos contingentes exigieron: ¡No violencia!, ¡fuera!, en un intento por frenarlos, en tanto, otros aplaudían y como respaldo gritaban: ¡Fuimos todas!

El grupo que realizó los destrozos actuaba de manera rápida y unida, mientras otros vigilaban desde lejos y se comunicaban a través de radios para estar en contacto con sus compañeras que se ubicaban en diferentes lugares del contingente.

En un video que circula en redes sociales se observa que cuerpos de seguridad de inmediato auxiliaron a las mujeres.

En la Catedral Metropolitana un grupo de hombres y mujeres católicos en contra del aborto esperaron a las manifestantes con pancartas como El primer feminicidio es el aborto, lo que para las feministas fue una provocación. Ojalá a ti no te maten una hija, hermana o madre, replicaron al tiempo que les arrancaron la manta e intentaron quemarla, pero no lo lograron.

En la Plaza de la Constitución fueron derribadas las vallas que protegían parte del escenario que ayer se empleó para el festival Tiempo de Mujeres. Las jóvenes inconformes destruyeron equipos de luz y sonido que aún se encontraban ahí. Algunas de ellas lograron abrir los contenedores donde se había resguardo equipo, tubos y cables, los cuales fueron distribuidos entre las manifestantes.

Después, cuando ya anochecía, incendiaron tarimas y colocaron en el asta una bandera negra que trataron de izar, pero sin éxito. Varias de las manifestantes que tras más de tres horas seguían llegando al Zócalo, se sumaron a la fogata.

Reportan seis detenidos por agredir a manifestantes

De acuerdo con el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas se dieron 52 atenciones médicas y realizaron 13 traslados a hospitales: tres fueron civiles y cuatro policías, tres con quemaduras y una con posible factura, pero todos están fuera de peligro.

Las amenazas realizadas en redes sociales de aventar ácido o enjambres de abejas a las asistentes, que salieron del Monumento a la Revolución y el Ángel de la Independencia hacia el Zócalo, no se cumplieron.

Desde temprana hora, la SSC desplegó 2 mil 760 mujeres policías, apoyadas con 211 vehículos y un helicóptero para garantizar la seguridad de las asistentes, que implicó cortes a la circulación y el cierre de varias estaciones de las líneas tres y siete del Metrobús.

La SSC aclaró que las integrantes del Grupo Atenea sólo portaban equipo de protección y en algunos momentos utilizaron extintores para sofocar incendios, así como replegar a un grupo de manifestantes que intentó brincar las vallas que protegían al Hemiciclo a Juárez.

La imagen de la mujer que arrojó un petardo a la gente concentrada en la Puerta Mariana, por otra parte, se hizo viral en redes sociales, aunque aún no ha sido detenida; en tanto, a unos pasos, un grupo de mujeres hizo una fogata. En el trayecto de la movilización, el gobierno capitalino, a través del grupo de Diálogo y Convivencia, estuvo en contacto permanente con la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México y con organizaciones como Marabunta y Serapaz, señaló.

Uniformados detuvieron por la noche a seis personas que agredieron a un grupo de manifestantes a las afueras de la Catedral Metropolitana, quienes fueron trasladados al Ministerio Púbico, donde se determinará su situación jurídica.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México inició una carpeta de investigación, por los delitos de ataques a la paz pública, amenazas, portación de objetos para agredir y lesiones dolosas contra cinco hombres y un menor detenidos en la calle 5 de Mayo.