Futuro ingeniero es seleccionado para participar en programa de la NASA

El estudiante del Tec Milenio busca solventar el viaje que lo colocará un paso de su sueño

Juan Manuel Contreras
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 11 de marzo, 2020

Como muchos infantes, Jean Rangel Ramírez soñaba con ser astronauta. Al paso del tiempo su sueño fue aterrizándose a la robótica y gracias a su dedicación, fue seleccionado para participar en el International Air and Space Program 2020 de la NASA que se llevará a cabo en Alabama en noviembre de este año, sin embargo, no cuenta con los recursos para dar ese gran paso en su carrera.

Jean tiene 18 años y es estudiante de Ingeniería Mecatrónica en la universidad Tec Milenio. El programa consistirá en resolver problemáticas -aun secretas- en equipo, para la que buscarán una solución fundamentada.

El proyecto ganador lanzará un módulo que se instalará en la Estación Espacial Internacional y durante un período de doce meses llevarán el monitoreo de diversos aspectos de la atmósfera terrestre, como sus ciclos térmicos.

Además de eso, los futuros científicos que asistirán al programa recibirán el mismo entrenamiento que los astronautas cursan antes de salir al espacio en cuestiones de gravedad y presión, lo que le genera gran emoción.

Desde pequeño, Jean se ha interesado en temas relacionados al espacio y la NASA. Desde sus estudios de preparatoria participó en el equipo de robótica lo que le ha permitido participar en diversas competencias con robots de hasta 50 kilos, cuyaya, parte mecánica corrió a su cargo.

Fue hace un par de semanas cuando los organizadores del programa le avisaron que fue seleccionado, lo que causó gran alegría para él y su familia, mas están preocupados por conseguir el dinero, ya que deberán desembolsar 3 mil 400 dólares -cerca de 70 mil pesos- para su asistencia.

Tras la noticia, Jean se ha puesto en contacto con varias empresas en busca de apoyo para cumplir su sueño, sin embargo, la mayoría le ha respondido que únicamente apoyan proyectos relacionados a temáticas de salud y medio ambiente.

Pese a la negativa, el futuro ingeniero mecatrónico no planea quedarse cruzado de brazos y ya se encuentra en busca de un trabajo para solventar el viaje que lo colocará un paso más cerca de su sueño de trabajar en un laboratorio para la NASA.