La Liga de Plata pone en emergencia a la FMF

Balance de la jornada

Marlene Santos Alejo
Foto: Jam Media
La Jornada Maya

Lunes 16 de marzo, 2020

A la Federación Mexicana de Futbol parecía no inquietarle la emergencia sanitaria que causó el Covid-19, arrancó de forma normal la fecha 10, pero se hizo la luz y decidió completar la jornada a puerta cerrada y, por fin, acertadamente, a partir de este lunes paró todo. Sucede que los federativos viven su propio drama: definir el formato tanto de la Liga Mx como del hasta ahora llamado torneo de Ascenso. En cuestión de días deberá esclarecer la ruta para el próximo certamen.

Tras el fin de semana con estadios desolados, en los que sólo el eco de los pelotazos y gritos retumbó, muchos clubes esperan con nerviosismo el paso de la pandemia para medir el tamaño del golpe a sus arcas. El flagelo pone a prueba la fortaleza de las ligas del mundo, la mexicana –con su excesiva dependencia de Estados Unidos– se verá privada de importantes ingresos económicos. En España, la federación calcula que las pérdidas serán de alrededor de 25 por ciento.

Ansiosa por ponerse económicamente a la altura de la MLS cual alegre papalote, la Liga Mx descubrió que no puede deshacerse de su cauda: la Liga de Ascenso, una rémora que hoy exige derechos acuñados durante años y amenaza con llevar su queja ante la FIFA y el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo), pues de un plumazo los federativos pretenden privarle de la legítima aspiración de escalar al máximo circuito, incluso cuando ganan deportivamente ese derecho, como ocurrió con Tapachula hace dos años.

Añejos vicios están enquistados en la llamada Liga de Plata, destacan los acuerdos con gobiernos locales, deseosos de tener futbol en sus plazas y cumplir con el adagio romano: pan y circo al populacho; a la par, acarician el sueño de ascender para tener partidos de Primera División, con palco de honor especial para el gobernante y su camarilla, pues por algo han desviado recursos hacia el mantenimiento de estadios, y de vez en vez para el pago de nómina de algunos clubes.

Ese modus operandi era casi generalizado en el balompié mexicano, pero ahora los del máximo circuito consideran haberlo erradicado y estar en condiciones de exigir a todos absoluta pureza y transparencia. Piden holgada solvencia económica e infraestructura de primer nivel para dejar de ponerse en ridículo, como ha ocurrido en los últimos torneos con equipos como Veracruz, Lobos y otros que los exhiben de forma molesta y vergonzosa.

Desde la reunión del jueves, los 12 equipos del Ascenso se retuercen fúricos ante la amenaza de convertir su circuito en la Liga de Desarrollo, pero sobre todo ante la desproporcionada medida de quitar el descenso durante seis años y, con ello, excluirlos del festín, pues varios dueños se sentían en condiciones de acceder al máximo circuito adquiriendo una franquicia a módico precio. En lugar de eso los descalificaron, los etiquetaron de insolventes y los acusaron de depender de dineros públicos.

Enrique Bonilla, titular de la Primera División, falló. En febrero hizo labor entre los doce, prometió aquí y allá, y jubiloso proclamó que los señores de la Liga de Plata aceptaban todo. Su jefe, Yon de Luisa, fue más allá, y aseguró que la propuesta de frenar el descenso fue iniciativa emanada de los equipos del Ascenso Mx. Hoy lo desmienten dueños como la familia Achar, del Celaya, y comenzaron a fluir protestas en las canchas con un minuto de inmovilidad.

Cuando el Atlas parece agarrar ritmo, resulta que llega la pausa forzada que le enfriará las piernas… Los que continúan engarrotados son los escarlatas del Toluca. El equipo del Chepo de la Torre no juega a nada, es un plantel senil, sin pies ni cabeza, conducido por un estratega que hace rato perdió el norte. Los Xolos de Tijuana y Rayados del Monterrey intentan salvar su pésimo torneo de liga en una rebatiña por la Copa Mx, que luce para ambos como un salvavidas.

Pumas vuelve a su real nivel, lo que desencanta, pero no sorprende. Lo que sí provoca asombro es ver todavía como titular al Pollo Saldívar; el técnico Míchel debería mirar cómo su par de Xolos sentó a Gibrán Lajud, o por lo menos voltear hacia la cantera, lo más seguro es que encuentre ahí un buen prospecto. Querétaro es otro que se desinfla y ya salió de zona de clasificación.

marlenexantosx@gmail.com

Edición: Elsa Torres