Por COVID-19, desactivará el INAH actos masivos en zonas arqueológicas

Se evaluará la necesidad de restructurar actividades por el equinoccio de primavera

Daniel López Aguilar
Foto: Enrique Osorno
La Jornada Maya

Ciudad de México
Lunes 16 de marzo, 2020

El director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, confirmó este domingo a La Jornada que serán desactivados los actos masivos del equinoccio de primavera (21 de marzo) en algunas zonas arqueológicas, para cumplir con los protocolos de la Secretaría de Salud para la prevención de contagios por COVID-19.

En Teotihuacan, estado de México, se esperaba la llegada de entre 50 y 70 mil personas, mientras Chichén Itzá, Yucatán, estaba lista para recibir 35 mil visitantes.

También te puede interesar: Equinoccio en Chichén Itzá y Dzibilchaltún serán sin público

Este lunes, el director del INAH se reunirá con los representantes de las coordinaciones y museos nacionales, y de las escuelas del INAH, para restructurar el calendario de actividades en actos que impliquen la reunión masiva de personas en un solo espacio, explicó el funcionario.

“También analizaremos –añadió Diego Prieto– la situación de algunas zonas arqueológicas que tienen elevada concentración de visitantes relacionada con el equinoccio de primavera, pues muchos creen que es benéfico acudir para recibir energía. Sin embargo, esa situación cambia por completo ante el coronavirus. Estamos en continua comunicación con las autoridades de las secretarías de Cultura y Salud, respectivamente.”

Áreas patrimoniales

Debido a la epidemia del COVID-19, varias reservas patrimoniales ya cancelaron sus actividades programadas para el 21 de marzo, como Las Labradas, en Sinaloa; El Cerrito, en Querétaro; Chichén Itzá, en Yucatán, y San Pedro Cholula, en Puebla. En el ámbito internacional, el sitio de Tikal, ubicado en Guatemala, cerró sus puertas, así como el yacimiento arqueológico de Uaxactún.

Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología del INAH, destacó que por el momento, y mientras las autoridades federales de salud no recomienden lo contrario, no hay ninguna restricción en cuanto a la entrada de visitantes en Teotihuacan y Chichén Itzá, salvo el 21 de marzo, cuando se definirá el operativo de equinoccio primaveral.

Reforzamiento de medidas preventivas

Por su parte, Diego Prieto adelantó que en los recintos del INAH se siguen compartiendo algunas sugerencias a los visitantes.

“Debido al coronavirus también en los museos del instituto difundimos a los visitantes las recomendaciones emitidas por la Secretaría de Salud: mantener la sana distancia, evitar los saludos de beso o de mano y abrazos, y procurar el constante lavado de manos.

“Este lunes también revisaremos el tema de nuestras escuelas; tendríamos que ver si el martes se restablecen las clases en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, a la de Conservación, Restauración y Museografía, en Churubusco, y la Escuela de Antropología e Historia del Norte de México.

“El personal de salud está más que capacitado para atender cualquier contingencia por coronavirus, pues nuestro país se destaca por un desarrollo muy notable para confrontar situaciones epidémicas, como el virus de la influenza A/H1N1.

Tenemos que ser precavidos y seguir de manera cuidadosa las indicaciones, sugerencias y orientaciones que nos ofrezca la Secretaría de Salud, pero, sobre todo, no se deben fomentar el alarmismo, ni las versiones escandalosas. La vida continúa y, en el caso del INAH, seguiremos estudiando, protegiendo, conservando y difundiendo la memoria patrimonial e histórica del país.

Edición: Emilio Gómez