Controlado, el brote de sarampión: Oliva López

El cerco sanitario que se estableció abarcó 350 manzanas aledañas a las zonas de residencia de los enfermos

Alejandro Cruz Flores
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Ciudad de México
Martes 17 de marzo, 2020

La secretaria de Salud de la Ciudad de México, Oliva López Arellano, afirmó que el brote de sarampión en la capital del país está controlado, pero continúa la vigilancia de los contactos de los 16 afectados, toda vez que se trata de una enfermedad muy contagiosa.

En entrevista, señaló que el cerco sanitario que se estableció abarcó 350 manzanas aledañas a las zonas de residencia de los enfermos detectados en las demarcaciones Álvaro Obregón, Gustavo A. Madero, Tlalpan, Xochimilco y Tláhuac para aplicar la vacuna triple viral casa por casa.

Al señalar que no se prevé que haya casos fuera de esas áreas, dijo que de los contagios confirmados seis ocurrieron en el Reclusorio Norte, mientras del resto de afectados, siete son menores de edad y tres adultos, personas sin historial de vacunación o un esquema incompleto del mismo.

La búsqueda de contactos es muy intensiva y tenemos que esperar a que pase un periodo para ver si no se manifiesta la enfermedad, por lo que continúa la vigilancia, señaló la funcionaria, quien confió en que no se den más casos, toda vez que se ha aplicado el protocolo de actuación correspondiente.

López Arellano subrayó que en caso de reportarse más personas con sarampión, tendrían que ser los contactos de las personas contagiadas y dentro de los cercos establecidos, por lo que, reiteró, el brote ya está controlado.

Sin embargo, los 14 cercos, que abarcan 25 manzanas cada uno, continúan y se prevé que se extiendan dos semanas más, y en caso de identificar algún otro caso sospechoso, aplicar las medidas de atención correspondientes.

La funcionaria recordó que el caso cero se identificó en Álvaro Obregón y fue una niña de ocho años que no presentaba el esquema completo de vacunación, por lo que a partir de ese momento se inició la vigilancia permanentemente de la enfermedad febril exantemática, se monitoreó y se identificaron otros casos.

El punto con más enfermos fue el Reclusorio Norte, donde se aplicaron alrededor de ocho mil vacunas a custodios, personal médico e internos; además, en las inmediaciones del penal, ubicado en Gustavo A. Madero, se instaló el mayor número de cercos.

Agregó que se cuenta con suficientes vacunas, ya que se liberó un lote de 168 mil dosis de triple viral, es decir, contra sarampión, rubéola y parotiditis.

Edicioón: Elsa Torres