Apagan las más de 40 mil pantallas de cine en EU por el COVID-19

Algunos estudios llevarán sus películas a los hogares a través de plataformas digitaleS

Ap
Foto: Afp
La Jornada Maya

Nueva York, Estados Unidos
Miércoles 18 de marzo, 2020

Las salas de cine cerraron en todo Estados Unidos debido a la pandemia del coronavirus, apagando casi todas las más de 40 mil pantallas en un acto sin precedente.

Las cadenas más grandes habían tratado de permanecer abiertas aun cuando Hollywood pospuso sus próximos planes de estrenos y las normas de distanciamiento social redujeron la capacidad recomendada de las salas. Sin embargo, luego de que el presidente Donald Trump exhortó el lunes a evitar reuniones de más de 10 personas, AMC Theaters, la principal cadena de cines del país, afirmó este martes que sus salas cerrarían en su totalidad.

AMC destacó que los lineamientos más recientes volvían esencialmente imposible el funcionamiento de las salas. Agregó que cerraría todas las que hay en Estados Unidos por lo menos de seis a 12 semanas. Regal, la segunda cadena más grande, señaló el lunes que sus cines permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

Debido al cierre de las salas en lo inmediato, algunos estudios tomaron medidas extraordinarias para llevar sus próximos o recientes estrenos a los hogares a través de las plataformas digitales de video.

Universal Pictures dio a conocer el lunes que colocará sus actuales y próximos estrenos para alquiler on-demand, siendo el primer estudio importante que rompe la tradicional ventana de 90 días de exhibición en los cines.

El estudio indicó que colocará cintas que están en cartelera, como El hombre invisible, La cacería y Emma, a partir del viernes. También aseguró que Trolls World Tour, uno de los estrenos más anticipados para abril, llegará simultáneamente a cines y servicios on-demand. El alquiler por 48 horas costará 19.99 dólares.

Medida aplicada de manera gradual

La mayoría de los cines en Europa ya cerraron, al igual que en China, India y otros países. La medida en Norteamérica se aplicó de manera gradual. El domingo, los alcaldes de Nueva York y Los Ángeles ordenaron el cierre de los cines y teatros. Los gobiernos de Massachusetts y la provincia canadiense de Quebec también cerraron sus salas.

El pasado fin de semana, las ventas de entradas al cine cayeron a sus niveles más bajos en por lo menos 20 años en Estados Unidos y Canadá. Según la firma Comscore, no se había registrado un fin de semana más apagado en los cines desde septiembre de 2000.

La decisión de Universal podría verse como un momento crucial para Hollywood o como una anormalidad debido a las circunstancias extremas. Con pocas excepciones, los principales estudios han cuidado la ventana de exclusividad de 90 días aun cuando servicios digitales, como Netflix y Amazon, la han desafiado. Para los estudios, la taquilla sigue siendo el principal generador de ganancias. La semana pasada, la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos declaró que la boletería mundial sumó 42 mil 200 millones de dólares el año pasado.

La Asociación Nacional de Propietarios de Cines en Estados Unidos, el grupo comercial que representa a los exhibidores de películas, declinó hacer comentarios.

NBCUniversal prepara su propio servicio de streaming, Peacock, pero su lanzamiento apenas está programado para el 15 de julio. El domingo, The Walt Disney Co. colocó Frozen 2 en su servicio de streaming, Disney Plus, aunque esa película ya había completado la ventana de 90 días en la gran pantalla.

Aun así, los próximos estrenos más grandes de Hollywood no están camino a casa, han sido postergados hasta que reabran los cines. A Quiet Place Part II (Un lugar en silencio: parte II) de Paramount Pictures, que iba a estrenarse este viernes, se sacó del calendario. Mulan, de Disney, y la cinta de James Bond Sin tiempo para morir fueron pospuestas. Universal postergó la entrega más reciente de la serie Rápidos y furiosos, F9, de finales de mayo a abril del próximo año.

El estudio independiente A24 informó el lunes que relanzará más adelante la aclamada First Cow, que tuvo un estreno limitado el 6 de marzo, puesto que se vio afectado por los cierres de cines.

Edición: Elsa Torres