Anulan veredicto contra Katy Perry por demanda de plagio de un rap cristiano

Los demandantes planean apelar

Ap
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Los Ángeles, Estados Unidos
Jueves 19 de marzo, 2020

Una juez federal en Los Ángeles otorgó una gran victoria a Katy Perry, al anular el veredicto de un jurado que halló que la estrella pop y sus colaboradores copiaron su éxito de 2013 Dark Horse de una canción de rap cristiano producida en 2009.

La juez federal de distrito Christina A. Snyder asentó en su decisión que la sección disputada del tema Joyful Noise del rapero Marcus Gray no era lo suficientemente distintiva como para estar protegida por los derechos de autor, como encontró el jurado.

“Es indiscutible en este caso, aun viendo la evidencia con la luz más favorable para los demandantes, que los elementos característicos del ostinato de ocho notas en Joyful Noise no es una combinación particularmente única o rara”, escribió Snyder en su decisión.

Los demandantes planean apelar. Cuando los jurados devolvieron un veredicto unánime de violación de derechos de autor, advertí a mis clientes que sólo habíamos terminado la ronda 11 de una pelea de 15, y que la próxima sería en la corte de apelaciones, dijo el abogado de Gray, Michael A. Kahn, a Ap en referencia a los numerosos fallos previos al juicio a favor de su cliente. Creemos que los jueces tuvieron razón y haremos todo lo posible por restaurar el veredicto en una apelación.

En agosto, el jurado había otorgado a Gray y los coautores del tema 2.78 millones de dólares de Perry y sus socios musicales, Dr. Luke, Max Martin y Circuit. A la cantante, quien rindió declaración en el juicio y ofreció en chiste interpretar su canción en vivo cuando hubo dificultades técnicas con la grabación, se le ordenó pagar personalmente 550 mil dólares.

Gray, nativo de St. Louis que usa el nombre artístico de Flame, demandó inicialmente a Perry en 2014, cuando Dark Horse pasó cuatro semanas en el sitio 1 de la lista Hot 100 de Billboard.

Perry y sus coescritores declararon que nunca habían oído antes Joyful Noise.

Edición: Elsa Torres