Combaten la pobreza en comunidades a través de agronegocios sostenibles

Se busca lograr sustentabilidad, sostenibilidad y equidad de género

Abraham Bote
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 19 de marzo, 2020

Actualmente, los agronegocios, es decir, actividades productivas que tengan como origen el sector primario: agricultura, ganadería, silvicultura, producción de miel, artesanías, entre otras, tienen que cambiar los modelos de producción, tener un enfoque más sostenible, sustentable y amigable con el medio ambiente, además que fomente la equidad de género e inclusión.

Por eso, el Centro para el Desarrollo de Agronegocios Sostenibles (CDAS), una organización científico técnica, de desarrollo sostenible, sin fines de lucro, combate a la pobreza a través de apoyar proyectos en comunidades a lo largo de 10 a 15 años, para generar sistemas alimentarios inclusivos y eficientes que integren mejor a los pequeños agricultores y a las pequeñas y medianas empresas en las cadenas de valor y los agronegocios de maneras que mejoren su acceso a los mercados, generen empleo decente y provean alimentos nutritivos, entre otras cosas.

Su misión: Contribuir de manera integral a la seguridad alimentaria, al combate de la pobreza, al desarrollo social, a la conservación y aprovechamiento de los recursos naturales, así como al mejoramiento del medio ambiente a través de proyectos para el desarrollo de agronegocios y cadenas de valor sostenibles, con responsabilidad social y ambiental, en las comunidades rurales e indígenas más pobres ubicadas en reservas de la biósfera, reservas geohidrológicas, santuarios y áreas naturales protegidas.

Mariano A. Escobedo Ávila, director general y fundador del CDAS, quien platicó con La Jornada Maya sobre esta iniciativa, sus alcances y proyecciones, indicó que su fin es el combate a la pobreza generando riqueza, para lo cual se enfocan en apoyar pequeños agronegocios y cadena de valor en comunidades rurales, indígenas y áreas naturales protegidas de la Península de Yucatán, a lo largo de 10 y 15 años.

Para empezar, desde hace cuatro años, seleccionaron una zona en específico, la Reserva Geo-Hidrológica de Yucatán, que abarca 13 municipios. Muchos productores no están conscientes de que viven en una Reserva Geo-Hidrológica, y que se tienen que ajustar a un plan de manejo y que sus prácticas agrícolas, principalmente, para la disposición de los residuos, tiene que llevar controles de calidad para mantener limpio el manto freático, indicó el doctor en Agronegocios y Economía Aplicada. Se escogió la reserva por su vital importancia, que abarca comunidades indígenas y áreas naturales protegidas.


Metodología

El CDAS busca apoyar a todas las actividades productivas que tengan como origen el sector primario: agricultura, ganadería, silvicultura, producción de miel, artesanías, entre otras. Les ayudan a desarrollar su agronegocios y cadenas de valor con un enfoque sostenible con base en tres ejes.

Para que una actividad sea sostenible tiene que ser rentable económicamente y socialmente, es decir, que la sociedad tiene que mejorar, no debe generar más conflictos, sino mejorar la armonía social, precisó.

Además, agregó, abarcar los objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, como son la equidad de género, inclusión de personas con discapacidad, indígenas, personas de la diversidad sexual y no discriminar a nadie.

Como tercer eje, la actividad tiene que ser rentable ambientalmente, que los recursos naturales no disminuyan sino aumenten.


Diagnóstico

Luego de seleccionar el lugar de trabajo, en este caso la Reserva, se realizó un diagnóstico para seleccionar a las 10 comunidades más pobres que apoyarán dentro de las 100 que hay en esta región, indicó el experto.

Actualmente están terminando esta etapa para luego realizar otro diagnóstico comunitario participativo que va a recoger el sentir y necesidades de cada comunidad que tiene que ver con sus agronegocios, les van a explicar que van a ayudar a desarrollar sus actividades económicas, a lo largo de 10 a 15 años de trabajo conjunto.

Con esto, se obtendrá una lista de los proyectos que tienen mayor potencial de desarrollo sostenible para trabajar con ellos y estimó que mínimo se poyarían a 100 agronegocios. A finales de este año se empezarían a desarrollar los proyectos.


Beneficios

"Estamos trabajando para el combate a la pobreza, generando riqueza en los pequeños agronegocios y sus cadenas de valor en las comunidades rurales e indígenas, y salgan de la pobreza", destacó Escobedo Ávila.

Asimismo, se ayudará a los productores a vender sus productos, con diseños de marca, búsqueda de mercados internacionales, mejoramiento de su calidad, entre otras cosas.

Este proyecto han buscado fondos internacionales, pues los gobiernos estatales, municipales, ni el federal se interesan en este tipo de acciones, subrayó.

El CDAS tiene su sede en el Parque Científico y Tecnológico de Yucatán. Su área de atención prioritaria en la Península de Yucatán incluye, pero no se limita, a la Reserva Geohidrológica de Yucatán, la Reserva de la Biósfera Ría Lagartos, Reserva de la Biósfera Ría Celestún, La Reserva de la Biósfera Los Petenes, la Reserva de la Biósfera Calakmul, y la Reserva de la Biósfera Sian Ka’an. Se propone abrir otros CDAS en el futuro, avanzando hacia el sur de México y Centroamérica.

Edición: Elsa Torres