Pérdidas de más de 150 mdp por cancelación de viajes a Yucatán

40 mil personas no visitarían el estado en los siguientes tres meses

Abraham Bote
Foto: Enrique Osorno
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 20 de marzo, 2020

Por las medidas de contingencia contra el COVID-19, las agencias de viajes tendrían un impacto de más de 150 millones de pesos en cancelaciones, lo que representaría que más de 40 mil personas no visiten el estado en los siguientes tres meses, informó Luis Herrera Albertos, presidente de la Asociación de Agencias Promotoras de Turismo de Yucatán (AAPROTUY).

El COVID-19 no solo ha generado alarma en la población por los casos que siguen en aumento, sino también ha impactado varios sectores de la economía, pues al pedirle a la población que no salga de sus casas, estos ya no salen a comprar en las tiendas, no viajan, no se hospedan en hoteles, entre otras cosas. Incluso la Canaco Mérida ya reporta bajas en las ventas de hasta un 40 por ciento “porque la gente no está saliendo", por lo que han pedido estímulos fiscales y otros beneficios para hacer frente a este panorama.

Al respecto, Herrera Albertos detalló que, con el objetivo de medir las repercusiones del virus en el sector turístico, ha realizado, en conjunto con los asociados, un estimado de las cancelaciones de las reservas originadas por la pandemia, siendo éstas por un monto de 152 millones 616 mil 983 pesos y un aproximado de 43 mil 356 personas que no visitarán el destino en los próximos tres meses.

Estas cancelaciones se han dado en los segmentos de tours, cruceros, circuitos, congresos y convenciones, tanto en individuales como en grupos, agregó.

La AAPROTUY es una asociación que representa a los empresarios especializados en el sector turístico del estado de Yucatán y agrupa a las empresas más importantes del turismo organizado, que tiene como objetivo contribuir al desarrollo y fortalecimiento de la industria turística. Los asociados han expuesto sus inquietudes y sus propuestas, esperando contar con la colaboración y apoyo del gobernador, Mauricio Vila Dosal, para realizar acciones que contribuyan a mantener los puestos de trabajo y lograr revertir las pérdidas en los meses siguientes, una vez pasada la contingencia.

La agrupación pone a consideración del gobierno del estado las siguientes propuestas: Exentar los impuestos estatales durante los meses de marzo y abril; solicitarle al gobierno estatal, su gestión para que los impuestos federales también se exenten durante dichos meses; reducir al 50 por ciento los impuestos de mayo, junio, julio y agosto; reducir los pagos del IMSS al 75 por ciento; suspender el ISN durante los meses de marzo, abril y mayo.

Asimismo, poner a disposición de las empresas asociadas, créditos rápidos sin intereses hasta por 24 o 36 meses sin costos de aperturas; descuentos del 15 por ciento a los derechos de sitios arqueológicos de Cultur; campaña de promoción del destino a nivel nacional e internacional, con subsidios para que las empresas participen sin costo, al comenzar la tendencia a la baja de la problemática de COVID-19. Así como capacitación a través de talleres para empresarios, sobre cómo afrontar la crisis y reactivación de las actividades y ofrecer estímulos estatales, cualquier tipo de recaudación estatal o municipal que pueda ser reducida o eliminada será de gran ayuda (por ejemplo, el reemplacamiento vehicular).

"Los impactos del COVID-19, tanto de salud como económicos, nos afectan a todos. Es importante el trabajo en conjunto, entre empresas privadas, el gobierno, la sociedad y la academia, para encontrar soluciones y mitigar las repercusiones que se presentarán durante las siguientes semanas", manifestó.

Edición: Gina Fierro