Suben a 243 mil 111 los contagios en todo el planeta

Experto estima que hay 10 veces más

Afp, Europa Press, Ap, Reuters y Xinhua
Foto: Afp
La Jornada Maya

Roma, Italia
Viernes 20 de marzo, 2020

El COVID-19 superó ayer la cifra de 100 mil afectados en Europa, e Italia se convirtió en la nación con mayor número de muertos a escala global, con tres mil 405, cifra que rebasa la de tres mil 248 en China, donde empezó la pandemia en diciembre pasado; actualmente empezó a ver la luz al final del túnel ante la disminución de infectados y de decesos.

Europa, con 100 mil 470 casos y cuatro mil 752 fallecidos, está por encima de Asia, que lleva 94 mil 253 y tres mil 417, respectivamente. A escala global hay más de 243 mil 111 contagios, nueve mil 981 muertes y alrededor de 85 mil 699 recuperados, de acuerdo con el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

El investigador Jeffrey Shaman, de la Universidad de Columbia, sostiene en un estudio que en realidad hay entre cinco y 10 veces más casos de los confirmados en la mayoría de países desarrollados, al no detectar a tiempo o subestimar a las personas asintomáticas o con síntomas iniciales.

En Italia, tras el colapso de los hospitales, con 41 mil 35 infectados en todo el país, no hay servicios suficientes para la cremación de los fallecidos, y como sucedió en China y Corea del Sur en su momento de mayor pico, los deudos no pueden ir a los funerales. El gobierno ordenó al ejército trasladar los cuerpos de fallecidos en el norte del país a crematorios de otras ciudades aledañas, como Módena, Parma, Piacenza, Acqui Terme y Domodosola.

En las calles de Bérgamo, al noreste de Milán, una extensa columna de camiones militares trasladó 60 féretros sacados de cementerios, iglesias y hospitales durante la noche del miércoles. Italia hace una semana tenía mil 16 muertos, y ahora también supera a Irán, que tiene mil 284; a España, 830, y Francia, 243.

La Comisión Nacional de China reportó ayer un total de tres mil 248 decesos, 80 mil 967 casos y 71 mil 150 recuperados; no hubo ningún contagio local nuevo, sólo 34 importados. Las autoridades se disculparon con la familia del fallecido médico Li Wenliang, quien advirtió en diciembre sobre el nuevo coronavirus y fue conminado por la policía a no propalar rumores so pena de ir a la cárcel.

Horas antes de comunicar el nuevo balance, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció que el 3 de abril prorrogará las medidas de confinamiento a unos 60 millones de personas, cuando concluya su vigencia. Noventa y cuatro por ciento de la población apoya las drásticas medidas, publicó La Repubblica.

El misterioso coronavirus podría hacer retroceder el turismo italiano al volumen de negocios en que se encontraba a mediados de la década de los 60, reportó el sindicato de turoperadores Assoturismo. Ante las restricciones de desplazamiento, el primer ministro dijo que en los funerales debemos limitar al máximo los desplazamientos, e incluso en estas circunstancias no podemos transgredir la regla. Las autoridades precisaron que sólo 20 personas pueden acompañar al difunto.

En Francia, con 243 muertos y 10 mil 886 casos, las autoridades dijeron que muy probablemente se prolongarán las dos semanas de confinamiento de 67 millones.

El primer ministro británico, Boris Johnson, vaticinó que en 12 semanas se puede invertir la tendencia de la pandemia si todo el mundo respeta las restricciones de distanciamiento social y confinamiento, cuando se registran 130 decesos y dos mil 716 contagios. El gobierno cerró decenas de estaciones del metro en Londres y la reina Isabel partió al castillo de Windsor.

La titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, aseguró que la Unión Europea trabaja en la repatriación de más de 100 mil europeos atrapados en Marruecos, Túnez, Filipinas, Argentina y Perú, entre otros países, después de que el bloque de 27 naciones decidió cerró sus fronteras externas; cada país determinará cuando lo hará.

Portugal cerró bares y centros comerciales e impondrá multas a los infectados que violen la cuarentena; Australia y Nueva Zelanda cerraron sus fronteras; una mujer con coronavirus parió a su bebé sano en el hospital griego Attikon, de Atenas; Rusia registró su primer deceso y el príncipe Alberto II de Mónaco dio positivo al COVID-19.

Edición: Elsa Torres