Las palomas ¿Nocivas?

Entre otras enfermedades, las heces de estos animales pueden contagiar neumonía

Jesús Hernández Martínez
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Lunes 23 de marzo, 2020

La primera alerta la dieron varias escuelas en Chetumal hace más de cinco años: las palomas que nos arrullan a diario y a las que los poetas han hecho inmortales en sus versos son nocivas para la salud humana, bueno al menos nos pueden trasmitir casi medio ciento de males que, contagiados a los humanos pueden llevare a la muerte, principalmente a los menores de edad.

Las románticas palomas sobre abundan en las zonas urbanas y en varias ciudades en que toman a los árboles de parques públicos como su “dormitorio” los trabajadores municipales tratan de alejarlos sin lograrlo. También duermen o viven de tiempo completo en los huecos, entre el techo y la pared, de muchas casas y en verdad en los últimos años se han convertido en una plaga.

En la mayoría de las ciudades bajan de día en donde se ofrece comida, principalmente en los puestos de antojitos donde se alimentan de las sobras que dejan los humanos. En varios lugares, personas de la tercera, más mujeres que hombres, les tiran maíz triturado a esas palomas que, de acuerdo con los estudios médicos son nocivas y cada día son más.

En varias partes comparten su “hogar” con otras aves pero algunas son inocuas. El intento de alejarlas es para evitar que manchen con sus heces el pavimento que también se dificulta lavar.

Las palomas en sí no son nocivas pero sus heces sí las que depositan en grandes cantidades donde pernoctan y de estas surge la serie de enfermedades hacia los humanos y por lo que debe tenerse mayor cuidado.

Tuvimos el privilegio de asistir a reuniones de los directivos y empleados además de mentores de varias instituciones de educación media superior en que se abordó esa situación, se dijo que se informaría a las autoridades a las superiores y al sector salud pero nada más. Por obviedad el problema quedó en suspenso como otros muchos más.

Se dijo que en sus ratos libres los adolescentes y jóvenes se sientan en el piso y buscan los lugares más limpios pero casi siempre hay huellas de heces de las palomas que pueden contagiar alguna enfermedad. Esos estudiantes también les tiran alimentos a las aves.

Entre otras enfermedades, según una lista oficial pero incompleta, las heces de las palomas pueden contagiar neumonía y otros males del aparato respiratorio, hepatitis, otras cerebrales, salmonelosis y cuando menos unas 40, varias mortales o de difícil diagnóstico.

Los estudiantes, según se aclaró, no es el único sector susceptible de contagiarse pues las heces abundan en varias zonas urbanas. Los niños y adultos también pueden ser víctimas involuntarias de las palomas por lo que el problema puede ser más grave si no se toman las medidas pertinentes pero no se sabe si las autoridades ya lo hacen. Sea como sea no sería malo revisarlo ahora que se acercan otros males contagiosos como el coronavirus.

jeshermarti@hotmail.com

Edición: Elsa Torres