A raya el coronavirus con pura agua, cuidemos nuestra huella hídrica

Los mexicanos usan casi 400 litros del vital líquido al día

Dalila Aldana Aranda*
Foto: Tomada de chihuahua.gob.mx
La Jornada Maya

Sábado 28 de marzo, 2020

En marzo, se conmemora el Día Mundial del Agua y el volumen de agua dulce en estado líquido y sin contaminantes es ínfima en nuestro planeta. De ella depende nuestra vida, salud, producción y preparación de alimentos y todos los bienes que utilizamos los humanos, cuya elaboración requieren agua y la contaminan. El animal terrestre más grandote, que es el elefante africano (7000 kg peso) requieren de 30 mililitros de agua por cada kilogramo de peso de su cuerpo igual que nosotros. Sin embargo, a diferencia del humano, el elefante sólo utilizará el agua para sus funciones vitales sin desperdiciarla o contaminarla. Los mexicanos utilizamos casi 400 litros de agua al día, siendo uno de los más elevados del mundo. Sin tomar en cuenta que México solo dispone del 0.1 por ciento del total de agua dulce a nivel mundial, somos un país semidesértico y 44 millones de compatriotas que no tienen suministro diario de agua. Imagínate como se lavan las manos ahora que se requiere de esta práctica muchas veces al día para estar protegidos del coronavirus COVID-19.

Agrégale que desafortunadamente 25 por ciento de los acuíferos de México están sobreexplotados y que más del 70 por ciento de los cuerpos de agua están contaminados, estamos además en plena época de secas y los acuíferos se recargan con las lluvias. Así que ante una limitada cantidad y calidad de agua tenemos que reducirle a nuestro consumo de agua, llamada Huella hídrica. La base para cuidar nuestros recursos naturales entre ellos el más importante el Agua y tener buenas prácticas ambientales es la educación a través del conocimiento. Resumiré cuánta agua gastamos y cuánta podemos ahorrar para seguir contando con agua ahora para seguir contando con agua de calidad para la vida cotidiana y para tener a raya a este “Bicho Coronavirus” con el lavado frecuente y adecuado de las manos en estos momentos de crisis sanitaria planetaria.

El agua la usamos de manera directa e indirecta, está segunda es la que representa la mayor parte de nuestro consumo de agua y se encuentra asociada a todos los productos que consumimos o utilizamos como alimentos naturales y procesados, productos de “limpieza”, papel, ropa, zapatos, muebles, “pantallas”, embalajes, etc.

Pero en este artículo hablaremos del consumo diario de agua y cómo bajarle a nuestra huella hídrica. Ahí te va, paso a paso, iniciando nuestro día. El baño diario representa 15 litros por minuto (ya ni hablar de una tina de baño, que requiere 150 litros en promedio). En clima cálido como Yucatán requerimos al menos de dos duchas al día, lo que implica 75 litros si no le cierran a “la llave” de la regadera.

El cepillado de dientes requiere de 4 litros por minuto, lo que representa un promedio de 36 litros por tres cepillas de dientes al día, si no se cierra “la llave” y para rasurarse se utilizan 30 litros.

El bendito “trono” o inodoro, ese utiliza 10 litros por descarga. Se hace uso de él al menos 5 veces al día por persona, lo que implica un uso de agua limpia de 50 litros. El lavado de platos a mano utiliza 10 litros de agua por minuto y entre más burbujas haga el jabón lavaplatos más agua se utilizará para eliminar el jabón. El consumo de agua para esta acción tres veces al día es de 400 litros, para 4 personas, por lo que cada individuo requiere de 100 litros para lavar platos, si no se le cierra a “La llave”. Por lo que respecta al lavado de nuestra ropa, una lavadora utiliza en lavado y enjuagado 100 litros de agua por carga, esto implica 25 litros de agua por persona al día para tener nuestra ropa limpia. El agua para trapear la casa se calcula un litro por cada metro cuadrados de piso. Por lo que una casa promedio de 100 m2 requiere de 100 litros de agua, es decir 25 litros por habitante, partiendo de una familia de 4 miembros. No te hablo de la salvajada de lavar un auto con manguera que requiere de 500 litros de agua, esa ni la sumaré.

Además, y por supuesto requerimos de agua para hidratarnos, 2 litros al día y 23 litros para cocinar nuestros alimentos.

Por último, pero no menos importante el vital lavado de manos, éste requiere de 4 litros por minuto, ahora que se nos recomienda lavarnos las manos al menos 10 veces al día, representa 80 a 100 litros de consumo de agua si lo hacemos sin cerrar “la llave”.

Si le echamos pluma y lápiz, la suma es de 405 litros de agua por mexicano al día sin cerrarle a “la llave”.

En estos momentos de crisis sanitaria y periodo de estiaje debemos disminuir nuestra Huella Hídrica con acciones muy sencillas, la primera es ciérrale a “la llave”. Al inodoro colócale una botella de 2 litros llena de agua, así en cada descarga se utilizará menos agua. Sustituir todos los jabones y detergentes por los que hagan menos espuma, eliminar los productos aromatizantes comerciales de “higiene” para nuestras casas. Con vinagre y cloro, sin mezclar por supuesto tendremos higiene en casa. Con estas practicas sencillas el consumo de agua disminuye de 50-65 por ciento, así estaríamos utilizando 140 a 200 litros de agua al día en lugar de 405 litros por no cerrarle a “la llave”.

*Premio Nacional del Medio Ambiente
daldana@cinvestav.mx

Edición: Emilio Gómez