Progreso tendrá Ley Seca durante periodo de contingencia por COVID-19

Comenzará el 1 de abril y se extenderá durante casi tres semanas

La Jornada Maya
Foto: Archivo

Progreso, Yucatán
Sábado 28 de marzo, 2020

La mañana de este viernes, el Presidente Municipal de Progreso, Julián Zacarías Curi, anunció, que por acuerdo en sesión extraordinaria de cabildo, celebrada el día jueves, se determinó aplicar Ley Seca en todo el territorio del Municipio de Progreso, esto como medida preventiva, y acorde a la declaratoria de emergencia sanitaria emitida por el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, en un decreto publicado el pasado jueves en el Diario Oficial del Gobierno del Estado.

El edil puntualizó que esta es una medida temporal, pero será estricta, ya que quien la infrinja será sujeto a multas y hasta clausuras.

La ordenanza comenzará el 1 de abril a las 00:00 horas y se extenderá hasta el 20 de abril a las 12 horas, todo esto dependiendo de la evolución de la contingencia sanitaria COVID-19.

Esta propuesta se sometió a consideración del Cabildo porteño, debido a que en los últimos días hubo un incremento en la violencia familiar en el municipio, y en gran parte ha sido por el alto consumo de bebidas alcohólicas en las viviendas. De igual manera, con esta ley seca se quiere evitar que las personas de otros municipios lleguen a “vacacionar” en plena contingencia y desincentivar su traslado a Progreso, y con esto, reducir el peligro de contagio.

Progreso es un municipio particular, la temporada de veda afecta a la actividad pesquera, lo que ocasiona un índice considerable de desocupación; aunado a esto, el cierre temporal de múltiples establecimientos con motivo de la contingencia sanitaria ha incrementado el problema del desempleo, y por si esto fuera poco, el flujo constante de visitantes que arriban a las propiedades veraniegas de la franja costera, las entradas y salidas de autotransporte de carga del Puerto de Altura, la proximidad del periodo de “Semana Santa”, la actividad y tráfico de las marinas deportivas y de recreo, crean circunstancias y condiciones de cuidado para las familias progreseñas poniéndolos en riesgo de contagio.

“En estos momentos no hay pesca, no hay cruceros, no hay turismo, estamos en contingencia, mucha gente está gastando lo que no tiene en la bebida y los reportes de violencia familiar se han incrementado a causa de esta situación, por esto, quiero impedir que esta misma desocupación forzada se traduzca en un incremento en el índice delictivo por conductas como el robo a mano armada y a casa habitación. No se va a permitir esto, porque la seguridad de Progreso, y su gente; ante todo, son mi principal preocupación”, apuntó Zacarías Curi.

El acuerdo de Cabildo será publicado en la Gaceta Oficial del Municipio, y será notificado de manera formal a los propietarios y responsables de los establecimientos que expenden bebidas alcohólicas en la demarcación.

Zacarías Curi señaló, de igual manera, que ha anunciado un programa emergente de apoyos alimentarios para las personas más necesitadas así como incentivos fiscales para los contribuyentes del municipio de Progreso y sus comisarías.

Al final, el edil recalcó que estas acciones son necesarias, pues no puede haber lugar para la psicosis entre los habitantes de la región y que es momento de serenidad de unidad, de empatía y sobre todo de cuidar a las familias. "Esta situación va a pasar, y debemos estar preparados para lo que sigue", finalizó.

Edición: Emilio Gómez