Cerca de mil 400 comercios deberán cerrar en Chetumal

Canaco teme por efecto negativo en las empresas

Joana Maldonado
Foto: Tomada de Twitter
La Jornada Maya

Chetumal,Quintana Roo
Miércoles 1 de abril, 2020

Tras la declaratoria de emergencia sanitaria para todo el país, en el sur del estado suman alrededor de mil 400 comercios considerados como servicios no esenciales que deberán mantener sus puertas cerradas hasta el 30 de abril. La Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turístico (Canaco-Servytur) urge a crear programas y estímulos fiscales para reducir la crisis que vendrá, aunque aún no hay estimaciones de cuánto serían las pérdidas.

El presidente de la Canaco y Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Eloy Quintal Jiménez, consideró que lo más importante es que el sector empresarial recibió sin sorpresa esta declaración hecha por el Consejo Nacional de salubridad, pues al ver la evolución de la pandemia muchos ya lo venían efectuando o limitando.

El empresario indicó que las medidas emitidas por el gobierno federal para evitar que se propague el COVID-19 en el país tendrán un impacto económico negativo importante que ya se había resentido durante el mes de marzo.

Dijo que la situación amerita que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Secretaría de Economía (SE), desarrollen políticas económicas que permitan conservar los empleos de las familias mexicanas, sobre todo aquellas pequeñas y medianas empresas y además empalme una perspectiva a mediano plazo para la recuperación.

Para esto, precisó, algunos sectores son cruciales, uno de ellos será el la construcción y en este entendido el gobierno federal debe prever la reactivación puesto que ello permitirá creación de empleo formal. Dijo que esperan que el gobierno federal emita pronto las políticas para apoyar pequeñas y medianas empresas.

Estimó que las medidas de contingencia que son más restrictivas, y ello recrudecerá los indicadores de ingresos, aunque indicó que los cálculos aún se están estableciendo al hacerse una evaluación de unas dos mil 400 empresas consideradas no esenciales y que prácticamente se quedarán sin ingresos.

Edición: Ana Ordaz