Incertidumbre en LMB, pero para Leones, el futuro aún es prometedor

Hoy iba a debutar en Tabasco equipo con todo para continuar triunfando

Texto y foto: Antonio Bargas Cicero
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 7 de abril, 2020

Los Leones, con uno de los planteles más profundos y versátiles de la Liga Mexicana de Beisbol, iban a comenzar esta noche la búsqueda de su quinta estrella en el mismo lugar donde iniciaron el camino hacia su cuarto título hace dos años: Tabasco.

Sin embargo, en vez de debatir y comentar sobre si las fieras mantendrán su dominio en la Zona Sur y podrán seguir compitiendo al tú por tú con los colosos del norte, acerca de si su rotación continuará fuerte sin César Valdez y José Samayoa o qué tanto impactará la nueva regla de que cada pítcher debe enfrentar mínimo a tres bateadores, aficionados, prensa y el mundo del beisbol se preguntan cuándo se cantará el pléibol o si se podrá jugar por la pandemia de coronavirus. Los melenudos tendrán que esperar, muy posiblemente un buen rato, para empezar la defensa de su título de zona. Independientemente de cuándo se lance la primera bola, su lugar entre los principales candidatos al cetro no cambiará.

“Yucatán siempre ha sido protagonista en el Sur y en los últimos años fue de finales y campeonatos”, dijo el couch de banca Alfonso Jiménez, antes de la posposición de la pretemporada. “Al estar con todo el equipo me di cuenta de que basan su éxito en la armonía”.

En la casa de los Olmecas, donde sacaron la escoba en la serie inaugural del Campeonato de Primavera 2018 para empezar el trayecto a la corona, el equipo que dirige Gerónimo Gil es probable que hubiera presentado un orden al bate similar al que disputó la Serie del Rey el año anterior, con la inclusión de Yadir Drake, el estelar campeón de bateo de la LMB en 2017: Jonathan Jones (JC); Alex Liddi (3B); Luis Juárez (BD); Art Charles (1B); Drake (JD); Leo Heras (JI); Sebastián Valle (C); Walter Ibarra (2B); Jorge Flores (SS).

Siete derechos para el que habría sido su rival, el zurdo Juan Pablo Oramas. De acuerdo con el couch de pitcheo Octavio Álvarez, Yoanner Negrín se perfilaba para recibir la bola en el “opening day”, donde escaló la loma y lanzó para ganar en 2019, 2017 y 2016.

El as cubano, con 54 triunfos, iba a reanudar su búsqueda del tercer puesto en victorias en la historia del club, que pertenece a Salvador Rodríguez (57). Durante la pretemporada, Negrín señaló que estaba motivado por ese logro y expresó su deseo de hacer la mayor historia posible con el club.

Había buenas posibilidades que acompañaran a Negrín en la rotación, Hayato Takagi, Luke Westphal, Jorge Martínez y Manny Parra o Logan Ondrusek. Al menos un zurdo en un grupo de abridores que cerró 2019 sin uno. El bulpén habría estado lleno de brazos bien curtidos en postemporada o momentos importantes y de presión, así como de jóvenes talentosos. El ambidiestro Marco Jaime, Fernando Pérez, quien batea a la zurda, José Juan Aguilar y Héctor Hernández darían a los rugidores amplia flexibilidad y la opción de buscar duelos que les convengan en la caja de bateo, dependiendo del lanzador rival.

“Es un honor estar en este equipo tan emblemático, con una directiva tan preparada y una organización tan completa”, afirmó Francisco Rodríguez, quien vuelve para desempeñar un rol importante en la oficina mediante los análisis del conjunto melenudo y el rival.

No importa cuánto haya que esperar por la voz de pléibol, la afición yucateca puede estar segura de algo: los Leones, como dijo Rodríguez, cuentan con todos los elementos para continuar ganando y mantener el protagonismo en la Liga Mexicana.