Alimentación apropiada ayudaría a ser pacientes asintomáticos

Dieta tradicional campechana, causa de problemas de salud, indica nutrióloga Sharon de la Cruz

Jairo Magaña
Foto: Afp
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Jueves 9 de abril, 2020

Desde que comenzó la pandemia del nuevo coronavirus se advirtió que uno de los sectores más vulnerables son las personas con obesidad y sobrepeso, padecimientos que son las mayores causas de mortandad en Campeche y en la península de Yucatán en General. Al respecto, la nutrióloga María Sharon de la Cruz Briceño indicó que la Academia Española de la Nutrición y Dietética publicó algunas recomendaciones para la población europea, de las que más de una puede aplicarse a la península.

Sharon es licenciada en nutrición con maestría en nutrición clínica y un diplomado en sicología de la nutrición. Destaca que al menos 319 mil campechanos sufren de obesidad y sobrepeso por la mala alimentación derivada de sus costumbres. Sin embargo, destaca que la buena o sana alimentación no es determinante para contrarrestar al COVID-19, pero sí es un atenuante para sobrellevar la situación.

Una buena alimentación, subraya, “combinada con ejercicio, puede ayudar a ser pacientes asintomáticos, porque no hay estudios que dicten que consumiendo una determinada cantidad de gramos de ciertos nutrientes te hagas inmune; pero sí hay estudios que señalan que determinadas cantidades de nutrientes aumentan tus defensas”.

A finales de 2019, un estudio de la Secretaría de Salud federal reveló que Campeche era el segundo lugar nacional en personas con sobrepeso y obesidad, después de Yucatán. Al respecto, el doctor Rafael Rodríguez Barrera, entonces secretario de Salud del estado, resaltó que estas dos entidades llevan más de una década en los primeros lugares de esos males.

La causa se encuentra en las costumbres. La nutrióloga indicó que la dieta tradicional de los campechanos incluye frituras de masa, harinas con lechón o cochinita, las que se prefiere desayunar con Coca-Cola a pesar de que se tienen a la mano alimentos sanos y frutas cultivadas en la entidad que pueden tener mejor rendimiento en el cuerpo.

Defensas altas, no inmunidad

“La situación actual con el coronavirus es el mejor ejemplo de lo que la gente debe dejar de hacer. Un cazón asado o al vapor es un alimento que, además de nutrientes, tiene un sinnumero de vitaminas; pero no, los campechanos lo preparamos con tortillas torteadas al comal y con manteca, eso rompe cualquier intento de una vida sana”, indica De la Cruz.

Agregó que ahora es necesario consumir frutas y verduras, pues aunque no es el hilo negro de la investigación, resaltó que un cuerpo vitaminado correctamente tiene mejores defensas contra ciertos virus; en el caso del COVID-19 aún no hay un estudio que determine con seguridad si hay algún alimento que lo detenga, pero mantener las defensas altas ayuda a sobrellevar la enfermedad que se desarrolla con este virus.

Entre sus recomendaciones, para seguir al pie de la letra, además de una alimentación a base de frutas y verduras, incluye estar correctamente hidratado, sobre todo cuando muchas veces el sistema digestivo humano confunde la sed con el hambre y hay que saber diferenciar ambas sensaciones; restringir las comidas rápidas y sobre todo las precocidas, pues éstas conservan alta densidad energética que el cuerpo no necesita y al final la convierte en grasa.

“Hoy no hay pretexto para decir que no tienen tiempo de cocinar. Los que no trabajan pueden plantearse una dieta sana, mientras que los que aún deben trabajar pueden tomar uno o dos días para cocinar las raciones de la semana; eso ayuda mucho a tener una buena alimentación”, agregó.

Sicosis alimentaria

La especialista afirmó que tiene pacientes en la ciudad de Mérida que le han hablado para manifestarle que han comenzado a consumir alimentos que no les gustaban y que están adoptando otros hábitos alimenticios no recomendados. Esto es debido al encierro y al temor que algunas fuentes han manejado y porque, lamentablemente, algunos profesionales se aprovechan de la situación.

Señaló que es necesario que, como profesionales, difundan información válida, no sólo en cuestiones médicas sino en todo tipo de información que puede crear un impacto negativo o positivo en la gente. Relata que le han preguntado si ciertos alimentos, específicamente la yerbabuena, evitan la aparición del virus en alguien, a lo que responde que no jueguen con la salud y tome sus precauciones, pues no hay estudios que relacionen al virus con la alimentación.

Edición: Elsa Torres