Casi el 100 por ciento de la industria de la construcción está parada: CMIC

Pese al esfuerzo del gobierno estatal se necesitan recursos federales adicionales, afirmó en entrevista Raúl Aguilar

Graciela H. Ortiz
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 9 de abril, 2020

“La industria de la construcción en nuestro estado está en una situación difícil, en una desaceleración que continúa y ya, prácticamente, a punto de estar totalmente estacionada. Es una situación complicada, grave”, sostuvo el titular de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, delegación Yucatán (CMIC), Raúl Aguilar Baqueiro.

Añadió que siguiendo las instrucciones que ha respaldado la CMIC sobre la declaración de emergencia sanitaria por el COVID-19 y, además, “convencidos de la responsabilidad que jugamos todos para contribuir, prevenir, controlar y combatir la transmisión del virus y, también, uniéndonos a hacer el mayor esfuerzo junto con las autoridades, prácticamente esta semana sino el 100 por ciento casi el 100 por ciento de la industria está prácticamente detenida”.

Señaló que están ante una contingencia muy ardua y que se necesitan recursos federales adicionales, sobre todo prórrogas fiscales y facilidades, pero “en el informe del domingo de la Federación no vimos ningún plan económico para que de forma económica el gobierno y las empresas podamos mantener la planta laboral”.

Aseguró que no están solicitando que se le condonen impuestos, sino prórrogas a través de las cuales podrían utilizar ese flujo de dinero para sostener el empleo de los trabajadores.

Precisó que la industria ocupa mucha gente como albañiles, electricistas, plomeros, carpinteros, etc., que constituye una fuerza laboral de entre 16 mil y 22 mil trabajadores, pero también se unen a ese grupo todos aquellos que por muchos años salen del Estado para brindar sus servicios en Quintana Roo, que también al suspender sus obras, ya están regresando a Yucatán.

“Entonces el número sí es mayor, además la industria de la construcción impacta en 180 actividades económicas de las 270 que indica el Inegi, lo que genera un gran impacto en toda la cadena de valor”, detalló.

Esperanza de acuerdos

Dijo que la CMIC junto con otras cámaras que tienen una liga con la industria han estado junto con todos los sectores empresariales solicitando un acuerdo con el Gobierno Federal.

“Siempre va a haber esperanzas de que pudiera haber acuerdos, en este momento, en esta contingencia cómo se está desarrollando, el tiempo juega un factor determinante para poder llegar a algún arreglo que ayude a todos los sectores a mantener el empleo”, manifestó.

Por otra parte, reconoció el trabajo que está realizando el gobierno estatal, liderado por Mauricio Vila Dosal, no sólo en cuanto a salud, sino también pensando en el desempleo y en el apoyo hacia los ciudadanos y las pequeñas y medianas empresas que están bajando la cortina, “y muchas de ellas quizá no vuelvan a abrir”.

Sostuvo que pese al esfuerzo del gobierno estatal, no será suficiente sin la ayuda del ámbito federal. “Sin el apoyo de la Federación sentimos que esto va a ser insuficiente, necesitamos que en algún momento entre la Federación a ayudar”, advirtió.

Consideró que “hay que ponernos reactivos aquí en el Estado, ante la insuficiencia de los apoyos del gobierno Federal, tenemos que ver cómo hacer que lo que tenemos aquí sea focalizado o ejercido de la mejor manera para que permee a la mayor cantidad de yucatecos”.

También opinó que hay que empezar a planear de manera paralela el cómo vamos a devolverle a nuestra economía esa liquidez que requiere para que las familias y las empresas yucatecas puedan, luego de la contingencia, empezar a tener flujo y circulante en la calle.

Dijo que todos los involucrados continúan trabajando en busca de soluciones, “Ayer (miércoles) tuvimos la oportunidad de participar en un ejercicio, que es motivo de orgullo porque no creo que se de en todos los estados, ya que nos reunimos con algunos sectores empresariales, los líderes de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (Croc), la Junta de Gobierno del Congreso, legisladores locales y federales, algunos alcaldes en representación de los municipios junto con el gobierno del estado y precisamente realizamos un análisis de toda la situación que estamos viviendo y cómo buscar soluciones”.

Por último informó que en la medida de lo posible algunas constructoras aparte de cubrir los sueldos están apoyando con despensas y vales a sus trabajadores. “La mayoría está haciendo un gran esfuerzo para sostener la planta laboral, pero también estamos muy conscientes que, en tres o cuatro semanas, esto va a ser insostenible por la falta de flujo, por eso sería tan importante una prórroga en el pago de los impuestos”, concluyó.

Edición: Elsa Torres