Enrique Bonilla: guerra sucia de primera, decisiones de segunda

Sabemos que en el futbol mexicano la palabra vale menos que nada

Miguel Ángel Cocom Mayén
Foto: Twitter @LigaBBVAMX
La Jornada Maya

Lunes 27 de abril, 2020

Los Venados FC, junto con Mineros, Correcaminos, Cimarrones y Leones Negros, son uno de los clubes que votaron en contra de la suspensión del Torneo de Clausura 2020 y de la transformación de la Liga de Ascenso en una división de desarrollo. Esa forma de jugar a contracorriente por parte del equipo astado ya comenzó a generar ciertas molestias en Enrique Bonilla, polémico y cuestionado presidente de la Liga MX.

Así se puede constatar con sus recientes declaraciones en las que, de manera desvergonzada, afirmó que los Venados primero debían cubrir sus controversias contractuales antes de opinar sobre el desarrollo del balompié nacional; cuando hace apenas unos días había señalado que a través del Fondo de Contingencia se iban a repartir 60 millones de pesos entre los 12 equipos de la Liga de Ascenso para que los clubes completaran los recursos que les permitieran saldar adeudos en su cuenta corriente y con jugadores.

Es decir, al dirigente le falla la memoria y también le fallan las cuentas, ya que es la Liga MX la que, por el momento, le debe a los clubes de la división de ascenso.

Sabemos que en el futbol mexicano la palabra vale menos que nada, pero el hecho que su máximo directivo se contradiga a sólo unas horas, genera suspicacias y hace que los equipos duden de su liderazgo y de cuestiones ya apalabradas, como el apoyo prometido por 20 millones de pesos durante un periodo de cinco años a aquellos clubes que continúen compitiendo y consoliden su crecimiento y desarrollo.

Nuestro futbol se quedó sin ascenso y, poco a poco, con las decisiones y acciones de su mandatario dilapida la poca credibilidad con la que contaba.

Mérida, Yucatán
contacto@lajornadamaya.mx