La gente no denuncia la caza furtiva, principal causante de incendios forestales

Muchos cazadores pernoctan en la selva para perseguir animales e inician incendios

Joana Maldonado
Foto: Proyecto AAk Mahahual A.C
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Lunes 11 de mayo, 2020

La Procuraduría de Protección al Ambiente (PPA) ha atendido al menos a tres animales silvestres que buscan refugio ante los incendios forestales. Las autoridades reportan que en cada incendio registrado en la entidad ha habido hallazgos de restos de animales de diversas especies que no pudieron huir y murieron calcinados. Sin embargo, a la fecha no hay denuncias por caza furtiva pese a ser la causa principal en al menos la tercera parte de los incendios forestales.

El procurador del medio ambiente, Miguel Ángel Nadal Novelo, indicó que al menos en tres ocasiones han sido llamados a vigilar especies animales que huyen del fuego, el más reciente un tapir en el municipio de José María Morelos. Indicó que hay incendios muy complicados por lo que muchos animales alcanzan a huir de manera instintiva pero otros tantos no corren con la misma suerte.

“En otros casos solamente se han hecho algunas curaciones, sobre todo en monos, pero los reportes que nos pasan los combatientes, los que están directamente en el incendio, es que han encontrado múltiples restos de animales, monos, tapires, muchas serpientes y muchas crías que desafortunadamente no logran salir quedan atrapadas en el incendio”, acotó, y recordó que a la fecha se han acumulado 49 incendios forestales en todo el estado.

El procurador ambiental indicó que cuentan con equipos de localización que han servido para planificar estrategias para el combate de incendios y es en donde encontraron evidencia de que muchos de los incendios -al menos 16 de los 49- fueron provocados por cazadores furtivos.

En la península yucateca se sabe que muchos cazadores pernoctan en la selva para perseguir animales e inician incendios, lo cual aunque es un delito, no se ha iniciado ninguna denuncia. Por ello, la PPA trabaja con los comités ejidales para evitar la caza, aunque en muchas ocasiones son los mismos pobladores de estas comunidades quienes realizan la cacería como un modo de sustento para sus familias.

Edición: Elsa Torres