Talleres donde se habla de beisbol y de la vida motivan e impulsan a los Leones

Juárez, quien se siente 100 por ciento listo, resalta que se fortalecen unión y hermandad

Antonio Bargas Cicero
Foto: Leones de Yucatán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 13 de mayo, 2020

Hablar de beisbol y de la vida a diario en los talleres que realizan los Leones de Yucatán con sus jugadores sirve para reforzar la unión en el plantel y es de lo más positivo que ha ocurrido en el equipo durante la batalla contra la pandemia de coronavirus, expresó Luis Juárez, cañonero de los melenudos, en una videoconferencia con periodistas, en la víspera de su participación en el eDerby de la Liga Mexicana.

A pregunta de La Jornada Maya, El Pepón habló de la importancia de tener ese vínculo y reforzarlo en las juntas, que como publicamos, se llevan al cabo entre peloteros y cuerpo técnico. “Hablamos como beisbolistas y seres humanos y en las pláticas nos hemos dado cuenta de muchas cosas, nos hemos conocido más el uno al otro”, afirmó el toletero, que desde su llegada a la cueva en 2018 fue clave para que las fieras logren su cuarta estrella y alcancen otra Serie del Rey. “En el equipo somos como una familia, como hermanos, esa es una parte importante de nuestro éxito, y estas reuniones vienen a reforzar eso. Ya vimos el año pasado lo importante que es estar unidos; para nosotros los playoffs empezaron desde mayo, no había margen de error y pudimos salir adelante porque sabíamos que cada quien tenía el apoyo de los demás. En la final, seis o siete de nosotros no estábamos ni al 60 o 70 por ciento y jugando con corazón pudimos dar pelea”, comentó.

Los talleres nos sirven para unirnos más y hacer más fuerte la hermandad, agregó. “Hablamos de temas físicos y psicológicos, las pláticas duran entre una y dos horas y nos dejan cosas muy buenas”.

Juárez ya estaba muy avanzado en su recuperación de una nueva operación en la espalda cuando la Liga Mexicana detuvo la pretemporada de los equipos en marzo y ahora dijo sentirse “100 por ciento listo”. “Esta situación no es lo que esperábamos, pero físicamente me vino muy bien, ya que pude fortalecer aún más la espalda”, apuntó el bateador designado, que en el único partido de exhibición frente a Campeche fue titular y bateó hit en su primer turno. “En todo este tiempo libre, además de prepararme para la temporada, he estudiado mi cuerpo, viendo cómo lo puedo tener más fuerte y sano. En el último mes y medio me dediqué a eso. Me siento muy bien”.

El pelotero que ya se convirtió en uno de los consentidos de la afición yucateca indicó que todos sus compañeros están trabajando. “Con limitaciones, pero todos estamos entrenando”, señaló. “A diario el equipo nos manda un ejercicio y cada uno de nosotros busca la mejor manera de prepararse; algunos cuelgan sábanas para batear. Cuando llegue el llamado podremos estar listos”, manifestó el astro sinaloense. Claro, con una pretemporada adecuada, que podría ser de unas dos semanas.

A la afición le pidió estar tranquila y tener paciencia. “Estamos deseosos de volver y nos estamos preparando para ser mejores física y mentalmente”.

El Pepón mencionó que tiene amigos que son doctores y camilleros, a los que constantemente les da ánimos, en especial en este momento, en el que están en la primera línea de la lucha contra el virus. “No esperemos que esto le pegue a un familiar o un conocido. Tenemos que cuidarnos y velar por la salud de todos”.