Probable que tras pandemia no reabra 40 por ciento de los restaurantes

De los que permanezcan, no todos llegarán a diciembre, indica consultor

Graciela Ortiz
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 25 de mayo, 2020

"Me he estado encontrando en el mercado con mucha gente que ya no va a abrir, mi punto de vista es que probablemente el 40 por ciento de los restaurantes que cerraron ya no abran sus puertas, por el tema de la liquidez y porque hay otros que ya no quieren volver a empezar", aseguró Jorge Valencia, director de la Consultora Interfranquicias, durante el Foro Restaurantero Planeando la Reapertura, al tiempo que agregó que de los que van a abrir, no todos van a llegar a diciembre.

Por su parte, Guillermo Mantilla, gerente de mercadotecnia de National Soft, expresó que a pesar de que en los días recientes se han informado los planes tanto federales como estatales para planificar la reapertura, “no queda muy claro cómo va a operar la industria, sólo sabemos que cada estado irá haciendo un plan y adecuándolo a sus entidades”.

No se ha hablado específicamente de los protocolos de atención y apertura, “no hay documentos oficiales; hay un documento de Canirac nacional, una guía de recomendaciones para los restaurantes, pero es de la iniciativa privada”, añadió.

Valencia, también especialista en modelos de franquicias en el sector de alimentos y bebidas, indicó que “lo que dejamos no es lo que vamos a encontrar, vamos a enfrentarnos a un mundo completamente diferente allá afuera”.

Advirtió a los restauranteros que no piensen que van a abrir y van a estar todos los clientes, “la situación ya cambió completamente, tenemos que revisar nuestros modelos financieros para saber cuánto flujo de caja necesitamos, por lo menos, de aquí a diciembre para poder aguantar nuestro negocio y revisar modelos financieros, porque si abrimos debemos tener lo suficiente para soportar el negocio”.

Por otro lado, afirmó que se debe entender que los momentos de compra del cliente probablemente también ya cambiaron, porque quizá el 40 o 50 por ciento de la venta deberá ser a domicilio, “tendremos que pensar en un nuevo mensaje qué vamos a proporcionar a los clientes y cómo vamos a recuperarlos.

“Debemos reafirmar nuevamente nuestros productos y la comunicación, con un tema de ponderar nuestro estado financiero en la nueva realidad, hoy con los pies en la tierra, bajo ese nuevo escenario, con estos nuevos números; si decido abrir, necesitaré un nuevo mensaje, nuevo menú, el escenario físico de mi local y costear muy bien mi menú, porque no hay lugar para el error”, sentenció.

Perspectivas desfavorables

Para Nayeli Robles, directora de Análisis Económico de la Financiera Unifin, se prevé una contracción del tres por ciento a nivel global, la mayor caída desde la Gran Depresión de 1929, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“En México, las perspectivas son similares al resto del mundo, incluso más desfavorecedoras ya que el FMI anticipa una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) del 6.6 por ciento, inclusive analistas pronostican una caída del 7.6 por ciento y podría llegar, conforme a los más pesimistas, hasta del 12 por ciento”.

A su turno, Roberto Quintero Vega, vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) sostuvo que el primer reto es manejar el flujo de caja; el segundo el tema sanitario, donde no hay que exagerar porque no todos tendrán los medios para instalar mamparas o túneles sanitizantes y, el tercero, entender al nuevo consumidor.

La vicepresidente de Turismo y Cultura de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) Puebla, Guadalupe Lozano Garfias, señaló que se tiene un gran reto: ganar la confianza del turista, viajero y comensal.

Comentó que se tendrá que iniciar con el turismo local, haciendo adecuaciones “a la zona en la que estamos”; de ahí se pasará al turismo nacional, “según el secretario de Turismo federal Miguel Torruco Marqués, “tenemos que activar aproximadamente 32 rutas de carretera y se está considerando que sean de cuatro horas de movilidad, no más allá. Se debe activar la industria con una nueva oferta turística, todo el sector turístico se está reinventando e innovando para llevar a cabo nuevas acciones”.

Por último, manifestó que el turismo en el mercado internacional va a ser mucho más lento, ya que tardará en activarse entre seis y 12 meses.

Las pérdidas

Desde el inicio de la cuarentena por la emergencia sanitaria, una tercera parte de los establecimientos restauranteros ha permanecido cerrada y las ventas han disminuido hasta 90 por ciento en algunas entidades, de acuerdo con la Canirac nacional.

Como consecuencia, se estima que 65 por ciento de los restaurantes en México tendrá un alto riesgo de quebrar y se perderán alrededor de 300 mil empleos, en caso de que no se presenten acciones para contrarrestar la crisis que se vive actualmente.

Sumado a esto, diversos restaurantes han manifestado su descontento en redes sociales hacia las aplicaciones de entrega de comida a domicilio a causa del aumento de sus comisiones, mediante las cuales se quedan con más del 30 por ciento del costo total de los pedidos y vuelven incosteable la operación de los restaurantes en esta modalidad.

Edición: Elsa Torres