Tren Maya, elevado y con vista al mar en Playa del Carmen

El proyecto atravesará el municipio paralelo al actual puente vehicular, dio a conocer Raúl Bermúdez

Rosario Ruiz
Foto: Fonatur
La Jornada Maya

Playa del Carmen, Quintana Roo
Lunes 25 de mayo, 2020

El Tren Maya atravesará Playa del Carmen paralelo al actual puente vehicular, del lado del mar, mientras que los bajopuentes serán espacios donde se instalarán comercios, actividades recreativas, estacionamientos y las conexiones de la ciclovía que permitirán a quienes viven en los fraccionamientos del poniente de la ciudad acceder a las estaciones en este medio de transporte, dio a conocer Raúl Bermúdez Arreola, subdirector de políticas estratégicas y vinculación interinstitucional del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Confirmó que de Cancún a Playa del Carmen se hará la ampliación a tres carriles y el tren correrá a dos vías (ida y vuelta) en medio, por donde hoy en día es el camellón; “al llegar a Playa del Carmen, cambia bastante (…) se vuelve una obra de ingeniería más compleja porque el tren va elevado”.

Bermúdez Arreola explicó que en la entrada de Playa, aproximadamente en avenida Xel Há, empezará a elevarse el tren en medio del camellón: “Un tren tiene una pendiente para poder subir o bajar de uno por ciento, entonces esta rampa aproximadamente es de 600 metros para lograr subir el tren a una altura de 5.50 metros”.

Al llegar a la altura de avenida Petempich, que es más o menos donde empieza el puente actual, es donde el tren se desvía hacia el lado del mar, “elevado, por encima del carril de baja, y ya de ahí pasa por todo Playa del Carmen hasta llegar a la avenida 41 Sur (a la altura del Centro Maya), todo del lado del carril de baja del lado del mar”.

En la 41 Sur, deja de existir el puente vehicular y el tren regresa al centro o al camellón; “ya deja de irse por el carril de baja, tiene una rampa de descenso de la pendiente de uno por ciento, que corresponde igual a aproximadamente 600 metros, donde el tren de venir elevado a una altura de 5.50 y va a descender hasta la misma altura en que vienen los autos”.

Destacó que el tren es más alto que los puentes vehiculares actuales porque como también es de carga hay vagones de doble estiba (uno arriba de otro); “es mucha más altura de la que pueda tener un camión de carretera. La novedad es este viaducto elevado por el cual va a venir el tren por el carril de baja del lado mar, esta es la modificación importante que sucede al llegar a Playa del Carmen”.

Desde Playa hasta Tulum, el plan sigue con los dos carriles actuales, allí lo que se hará es una modernización. “No hay ningún paso a nivel, ningún semáforo, todo ya va elevado.

Específicamente es donde ha habido el mayor número de atropellamiento de animales, por eso es donde habrá más pasos de fauna”, lo cual está soportado en estudios de aforo, pues de acuerdo con el funcionario hay mucho más tráfico de Cancún a Playa y disminuye considerablemente en el tramo Playa-Tulum.

Aprovecharán bajopuentes

“La comunidad de Playa del Carmen nos ha hecho saber que este puente elevado ha sido un puente que se ha marginado, porque de un lado separa donde viven los playenses y del otro lado los turistas. Es una cuestión social que está afectando mucho a este municipio porque sí se siente esa diferencia”, dijo Bermúdez Arreola.

Destacó que el proyecto del Tren Maya no es sólo de comunicación, sino de ordenamiento territorial: “La parte que vamos a detonar como ordenamiento territorial en Solidaridad van a ser los bajopuentes que hoy son zonas hasta de asaltos, de vicio. Son 2.8 kilómetros de bajopuentes que los vamos a convertir en parte de la estación del Tren Maya y vamos a desarrollar muchas cuestiones sociales en este espacio, como partes comerciales, hoteleras, clínicas y banco del bienestar”.

También están en pláticas con el municipio para determinar parte de estas áreas para zonas sociales, como skating parks, estacionamientos y ciclovías hacia las zonas turísticas, “y sobre todo y más importante, hacia la zona donde vive la gente de Solidaridad para que se puedan transportar desde sus sitios de vivienda hacia las estaciones del Tren Maya y el último trayecto pueda ser en bicicleta y el principal medio de transporte sea el tren”.

Enfatizó que este tramo es el más beneficiado del proyecto: “Se está dando una doble obra: una, la ampliación carretera, que es la propuesta no solicitada, que también se licita, y por otra parte está la licitación de la infraestructura del tren, que se realizará unos 20 días después”.

La propuesta no solicitada es cuando una persona física o moral identifica una necesidad y hace todos los estudios que por lo general hace el gobierno. En este caso, el fondo de inversión canadiense Black Rock identificó la necesidad de ampliación de la carretera y la presentó ante las autoridades pertinentes: la Secretaría de Hacienda y la de Comunicaciones y Transportes.

Una vez que el gobierno de México aceptó esto como una necesidad, Black Rock paga todos los estudios para identificar esta necesidad y los pone a disposición para generar una licitación. La empresa, al haber generado los estudios, tiene el conocimiento de fondo y ventajas porque conoce el proyecto y entra en la licitación con 15 puntos de ventaja, pero igualmente se va a licitar y en caso de que ellos no ganen presentan el costo de los gastos que han ejercido para generar el proyecto y el ganador les paga todos sus estudios.

Bulevar funcional

La carretera actual “será un bulevar funcional y con mucha movilidad”, destacó Bermúdez Arreola, quien explicó que en el paso a desnivel del Moon Palace, el actual puente que será demolido, pasa sobre la carretera y quienes van al hotel deben pasar por debajo.

“La solución vial implica que eliminamos el puente carretero en el cuerpo principal que es la carretera 307 y hacemos pequeños puentes pero muy asertivos y mucho más bonitos”.

Estos puentes tendrán conos de derrame en vez de estructuras de concreto, estarán ajardinados y en pirámides: “En vez de puentes pocos funcionales, vamos a modernizar la carretera, mejorar la circulación, mejorar la movilidad y hacerlos más verdes, en vez de puro concreto van a tener áreas muy vistosas, verdes. Digamos que vamos a copiar lo bien que han hecho todos los desarrolladores de la Riviera Maya, que tienen sus entradas ajardinadas, vamos a reflejar eso en la infraestructura carretera, a tener una infraestructura que no sólo sirva, sino que va a ser espectacular, consciente, porque vamos a poner los pasos peatonales en las zonas de mayor atropellamiento”.

Destacó que esta es una de las carreteras donde hay más atropellamientos porque más que una carretera es un bulevar, y un bulevar sin pasos peatonales, por lo que van a priorizar a la gente y la fauna, ya que tienen identificados los puntos conflictivos.

Recordó que a partir del tercer año de operación del proyecto cada 11 minutos saldrá un tren de la terminal principal de Cancún, ya sea de carga, pasajeros o turistas.

Edición: Ana Ordaz