Nuevo León presenta su propio semáforo de reapertura

Este lunes se reactivarán industrias como la automotriz, minera y cervecera

Yolanda Chio
Foto: Captura de pantalla
La Jornada Maya

Monterrey, Nuevo León
Domingo 31 de mayo, 2020

La nueva normalidad no existirá en Nuevo León, sino una “nueva realidad” y comenzará este primero de junio con la reactivación de algunos sectores adicionales a los que la federación aprobó, informó este sábado el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

En rueda de prensa, El Bronco señaló que además de los sectores automotriz, mineros y de la construcción, aprobados para su reapertura federal a partir de este lunes, en Nuevo León también se reactivarán las industrias cervecera, hoteles y establecimientos en centros comerciales, siempre y cuando sigan las medidas impuestas por la secretaría de salud.

"Es aprender a vivir con el riesgo, no podemos seguir encerrados todo el tiempo, ni salir a la calle todo el tiempo, quizás después sí", explicó.

“Centros comerciales, restaurantes, pueden abrir, pero necesitan aprobación del secretario de salud, vamos a probar esta semana y va a ser definitiva para el futuro de todos”.

De acuerdo al gobernador, estas reaperturas se encontrarán a prueba durante una semana; si funcionan, se comenzará a analizar las reaperturas de otros comercios, pero si no, se implementarían más cierres y suspensiones.

Además, el semáforo estatal contará con un sistema de 12 indicadores para establecer si se pueden comenzar con ciertas reaperturas o no, contrario al federal, que cuenta con cuatro indicadores.

“Nosotros decidimos que no seguiremos este semáforo, sino que haremos nuestro propio semáforo en base a nuestras circunstancias del día a día”.

Algunos de estos indicadores son que el promedio de contagiados diarios de coronavirus debe ser menor a 129 casos, así como el número de defunciones tendrían que ser máximo 10.

En el caso de la industria hotelera, podrán abrir siempre y cuando se encuentren al 50 por ciento de su capacidad y sin hacer uso de sus salones, albercas y lugares comunes.

Mientras que la industria cervecera deberá operar también al 50 por ciento de su capacidad de producción y distribución y aunque puede hacerlo desde este fin de semana, su venta se prohíbe hasta este 1 de junio.

Las empresas no esenciales que reabran deberán además otorgarle servicio de transporte a sus empleados y adquirir pruebas “rápidas” para realizarle a quien pueda portar la enfermedad.

"Esta semana será definitiva para el futuro de todos, por eso pido su apoyo, el trabajador debe de ser más responsable y hemos acordado con las empresas que aquel que no cumpla, se sancione", señaló.

Edición: Emilio Gómez