Industria de la construcción en Yucatán reinicia operaciones este lunes

"El imán para las inversiones": Aguilar Baqueiro

Abraham Bote
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 1 de junio, 2020

Después de cumplir con lo establecido por las autoridades ante la emergencia sanitaria, este primero de junio el sector de la construcción reinicia actividades en el estado. En las próximas semanas se puedan estar incorporando a las actividades productivas aproximadamente de 15 a 20 mil obreros de la construcción, informó el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), delegación Yucatán, Raúl Aguilar Baqueiro.

"Hoy es un día importante porque inicia para Yucatán la reactivación económica al reanudarse la obra pública y privada, que tiene la característica de ser muy eficiente en la distribución de los recursos en una gran cantidad de sectores económicos, así como también hacia los prestadores de diversos productos y servicios", manifestó el líder empresarial.

A su vez, consideró que en las próximas semanas se puedan estar incorporando a las actividades productivas aproximadamente de 15 a 20 mil obreros de la construcción y esperamos que en un corto plazo inicien otras actividades como la industria manufacturera, comercial, turística entre otras y se sumen para levantar de nuevo la actividad económica y productiva de la entidad.

"Sabemos de la importancia de nuestra industria en la reactivación económica del estado, por su impacto en la inversión y en el empleo y por eso debemos insistir en que seamos sumamente estrictos en el cumplimiento de todos los protocolos de regreso en coordinación con lo establecido por nuestras autoridades", indicó.

De acuerdo con Aguilar Baqueiro, tienen la responsabilidad de garantizar que los centros de trabajo sean lugares seguros tanto para los obreros, como para el personal administrativo, cadenas de suministro, visitantes y para la ciudadanía en general; por ello, tomando como base el Protocolo de regreso seguro a las obras de construcción, emitido por sus oficinas centrales, han integrado y están impartiendo un contenido de capacitación validado por los Servicios de Salud de Yucatán, que enseña cómo se debe elaborar y adecuar este protocolo a las condiciones particulares de cada empresa y obra, en función de su tipo de actividad, nivel de riesgo epidemiológico, tamaño de obra y características internas.

"El imán para las inversiones que Yucatán ha sido en los últimos años debido a su seguridad, certeza jurídica, paz social, calidad y profesionalismo de sus empresas constructoras, debe verse complementado dadas las actuales circunstancias con la garantía de que en las obras se garantice la salud de todos los involucrados", concluyó.


Edición: Enrique Álvarez