Cabify, única app autorizada en Yucatán

Aumento de tarifas en 5 por ciento, frente al 15 por ciento de la competencia

Paul Antoine Matos
Foto tomada de la cuenta de Twitter @Cabify_Mexico

La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 12 de enero, 2017

Los socios inscritos a Cabify podrán ahorrarse las filas al momento de realizar su reemplacamiento porque, tras regularse ante la Dirección de Transporte del estado de Yucatán (DTEY), el proceso para renovarse en el padrón vehicular será más ágil, afirmó el gerente general en Mérida de la aplicación, Fernando Medina.

En una rueda de prensa, indicó que desde hoy enviarán a sus socios la indicación para acudir a las oficinas de la DTEY para emplacar sus vehículos, para que la aplicación Cabify esté al día.

Señaló que el registro ante las autoridades estatales, única empresa de este tipo que lo ha hecho, es porque “estamos apegados a las regulaciones de cada ciudad y estado, pero que tengan un beneficio común para la sociedad y no sólo los intereses de un grupo”.

“La única empresa que puede trabajar es Cabify, así le damos la seguridad para trabajar y usar el servicio a los inversionistas, choferes y usuarios”, declaró.

Apuntó que los lineamientos marcados por la DTEY son que el servicio sólo será ofrecido por medio de la aplicación, no se puede recoger pasaje en la calle como un taxi público; el pago sólo será por medio de tarjetas de crédito, débito o Paypal, no en efectivo; y registrarse en un padrón; los choferes sólo podrán darse de alta en la aplicación, con la intención de evitar que “salten de plataforma en plataforma”.

Gasolinazo

El representante de Cabify indicó que el gasolinazo sí les afectó, en especial a los conductores, cuyo principal gasto es el combustible. Por tanto, tras analizarlo, se decidió elevar la tarifa un cinco por ciento, aunque es una cantidad menor a otras aplicaciones que se elevaron hasta un 15 por ciento, aseguró. El promedio de los viajes es de 45 o 50 pesos, porque las distancias en Mérida son cortas, agregó.

Expresó que Cabify compite, no con las otras plataformas, sino con “cualquier persona que conduce un auto”, porque manejar genera estrés y contaminación ambiental. En Mérida, consideró que el padrón vehicular se elevó “monstruosamente”.