Empate entre la Máquina y los felinos

Duelo tuvo todos los ingredientes, menos los goles

Castells Sports
La Jornada Maya

Ciudad de México
Domingo 19 de marzo, 2017

La gran expectativa que generó el encuentro entre Cruz Azul y Tigres de la Jornada 11 del Clausura 2017 de la Liga MX, superó a lo que se vivió este sábado en la cancha del Estadio Azul.

Al final firmaron un empate a cero que le supo a poco a la afición celeste que se ilusionó con el paso de su equipo, pero ambas aficiones cumplieron con lo esperado e hicieron un entradón en el Coloso de la colonia Nochebuena, la segunda mejor en lo que va del Clausura 2017 con 26,130 asistentes, en la casa de La Máquina, recinto que tuvo todos los ingredientes menos el más importante, los goles.

Jürgen Damm tuvo la jugada más clara para abrir el marcador por parte del conjunto felino. Al minuto 27 el jugador universitario tuvo un mano a mano frente a Jesús Corona, el cual parecía ya había ganado, sin embargo se alargó el esférico y la oportunidad terminó desvaneciéndose en la línea de meta.

Fue un duelo dinámico por momentos, aburrido y lento por otros. Ambos estrategas, "el Tuca" desde el palco de la directiva felina, hicieron sus movimientos para buscar el triunfo, pero ninguna de las dos fórmulas terminaron por ser las adecuadas en el terreno de juego.

Ya en la parte complementaria, el goleador en la Copa MX de Cruz Azul tuvo la oportunidad para irse al frente en el marcador, pero en su afán por colocar un disparo dentro del área, terminó mandándolo por un lado del marco de Nahuel Guzmán.

En los últimos 15 minutos ambos equipos buscaron la portería rival con más ganas e ímpetu que con buen futbol. A las dos escuadras les hizo falta inteligencia e imaginación para dar el último toque que dejara a los delanteros frente a los arcos rivales.

Todo terminó con un 0-0 que dividió opiniones en la tribuna. Algunos abuchearon el empate, mientras otros lo celebraron con un aplauso.