Negrín logra 13a. victoria en fila en el Kukulcán y Heras batea jonrón

Willie Romero llegó a 220 triunfos, en el primero de la doble cartelera

Antonio Bargas Cicero
Foto: cortesía Leones de Yucatán
La Jornada Maya

Viernes 21 de abril, 2017

Con su décimo tercera victoria en fila en temporada regular en el Kukulcán, Yoanner Negrín dio a los Leones su décimo triunfo de la campaña y a Willie Romero el éxito 220 de su carrera como mánager.

En el primer partido de la doble cartelera, Negrín (3-1) no se vio tan dominante como suele verse en el parque de la Serpiente Emplumada, pero mantuvo bajo control a la peligrosa artillería de los Acereros y ayudó a Yucatán a empatar la serie al imponerse 6-4. Manny Rodríguez, uno de cinco ex jugadores de los Pericos de Puebla, el único equipo que pudo vencer (dos veces) al cubano en su mágica campaña de 2016, puso adelante a Monclova como bambinazo de dos carreras en la primera.

Negrín (6.1 IP, 5 H, 4 C, 4 BB, 3 K) colgó entonces cinco argollas y permitió a las fieras venir de atrás para apuntarse su cuarto éxito en un encuentro en el que llegaron a estar abajo en la pizarra. En la cuarta, los locales explotaron con ataque de seis anotaciones, coronado por el primer cuadrangular de Leo Heras como melenudo.

Todo empezó por error del camarero Rodríguez, a batazo de Esteban Quiroz. El primer hit de Ronnier Mustelier como selvático, un toque de bola, llenó la casa; rolas de Iván Araujo y Ricardo Serrano empataron el marcador y sencillo del noveno bate Diego Madero, encendido en los últimos encuentros, puso arriba a los yucatecos. Benny Suárez relevó a Henry García y Heras lo recibió con estacazo que superó la barda del derecho y produjo tres registro. Fue el bambinazo 65 del bajacaliforniano en LMB.
Madero se fue de 3-2.

El zurdo Henry García (1-1), otro ex perico, fue el derrotado con cinco anotaciones -ninguna limpia- en tres episodios y dos tercios. Negrín salió para la séptima en busca de su primer juego completo del año, pero doble de Óscar Sanay y sencillo remolcador del emergente Josh Vargas hicieron que Romero llamara a su cerrador dominicano Jairo Asencio, quien permitió dos hits, pero sacó los últimos dos auts para su quinto salvamento.

Fue el triunfo 188 del venezolano como piloto de los melenudos. Y fue como muchos otros de los Leones bajo el mando del ex jardinero: con seguro y limpio fildeo, eficiente serpentina y suficiente ofensiva.

En Cancún, el doble juego entre Tigres y Sultanes no se pudo realizar por el mal tiempo. Esta noche, Quintana Roo recibe a los Acereros, en la reedición de la Serie del Rey de 2015.