Ineficiente, alcaldía de Édgar Hernández

Al Ayuntamiento le quedó grande atender la demanda de servicios

Hubert Carrera Palí
Foto: Fernando Eloy
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Lunes 16 de julio, 2017

Al Ayuntamiento le quedó grande la atención de los servicios públicos, no obstante que el alcalde Edgar Hernández Hernández cuenta con un presupuesto anual cercano a los mil millones de pesos, acusó Alberto Cutz Can, consejero del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD.

Cutz Can consideró que el alcalde no quiere responder a las demandas justas de la ciudadanía y se oculta en la mentira para evadir responsabilidades.

Mencionó que al Ayuntamiento le ha quedado muy grande atender la demanda de servicios públicos, sobre todo durante esta temporada de lluvias, y lamentó que Édgar Hernández autorice licencias para envenenar a la gente.

El también ex candidato a la alcaldía de Campeche por el partido del Sol Azteca dijo que ante la ineficiencia del ayuntamiento, el PRD ha creado un programa para atender las demandas ciudadanas más apremiantes, como la limpieza de terrenos y parques, que permanecen en el total abandono.

“No sólo se trata de ofrecer conferencias de prensa diariamente sino también de trabajar de la mano con la gente que lo necesita” mencionó Cutz Can.

Basura y licencias

Por su parte, Édgar Hernández responsabilizó de nuevo a la ciudadanía de no respetar los horarios de recoja de basura, sobre todo en unidades habitacionales como Fidel Velázquez, Lázaro Cárdenas, Revolución, Minas y otras, en donde la gente hace caso omiso a las recomendaciones de Red Ambiental, provocando que cuando llueve se tapen las los drenajes y se generen inundaciones, indicó.

El alcalde pidió también, al Congreso del estado, mayores facultades para aplicar sanciones más severas contra los propietarios de terrenos baldíos, que durante esta temporada de lluvias se convierten en verdaderas zonas de peligro, debido a la maleza.

Cuestionado también en relación a la creciente construcción y apertura de establecimientos disfrazados de restaurantes familiares pero que en realidad son cantinas, Hernández precisó que el Ayuntamiento no expide patentes pero sí, todos estos giros tienen que ir al Ayuntamiento por su licencia de funcionamiento.

En tono irónico afirmó: “No sé si estén disfrazados o no, pero todos tienen que acudir al Ayuntamiento a solicitar su licencia de funcionamiento. Si quieres saber el número autorizado pregúntale al titular de desarrollo económico”, espetó.