Retrospectiva: de víctima a estar despierto

Alex Krantzberg presenta en Mérida "La muerte sigue siendo vida"

Katia Rejón
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 17 de agosto, 2017

La muerte sigue siendo vida, exposición del artista mexicano Alex Krantzberg, se inauguró este jueves en la Sala de arte del Gran Museo del Mundo Maya. Hijo de inmigrantes judíos, Krantzberg ha expuesto en Ciudad de México, Miami, Cancún y es la segunda vez que se presenta en Mérida.

La muestra de 26 pinturas con acrílico sobre madera y metal, así como dos piezas de instalación, estarán hasta el 22 de agosto del presente año.

Explicó que existen tres temas recurrentes en el proceso creativo: por un lado el alma y el cuerpo que lo invita a crear; por otro, lo que llama “el ego” que deja todo para después.

“Pero hay un tercero en discordia, el ángel de la muerte que te dice, ‘¿cuánto tiempo tienes?’, y me obliga a hacerlo”, expuso.

Las piezas elegidas son una retrospectiva de la obra del artista del 2005 hasta la actualidad. Krantzberg comentó que en sus inicios pintó sobre puertas desechadas de una fábrica donde trabajaba. Utiliza acrílico de automotriz debido a “la riqueza de la pintura” y varias de sus piezas también incluyen ropas masculinas, corbatas de diseñadores como Bvlgary y Brioni.

Las pinturas son de distintos tamaños porque pertenecen a épocas diferentes, siendo la más grande de 2.40 m x 1.22. Además de las pinturas, en la sala puede apreciarse una instalación inspirada en la muerte de un trabajador atropellado por un joven que manejaba mientras utilizaba su celular.

En representación de Jorge Esma Bazán asistió la directora ejecutiva del museo, Laura Ramírez Rasgado, quien recalcó que la función del museo es difundir el arte plástico de México y en el mundo.

Por su parte, Germán Rodríguez Jiménez, director de Desarrollo Cultural del gobierno del estado, comentó que “los colores y la textura” de la obra de Krantzberg “transportan” al espectador.