Clausura definitiva a instalaciones de Medam

Profepa detecta mal manejo de RPBI

La Jornada Maya
Foto tomada de la web

Mérida, Yucatán
Lunes 13 de noviembre, 2017

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso una multa de 1 millón 283 mil 330 pesos y clausuró de manera definitiva las instalaciones de Medam, S. de R.L. de C.V., debido al mal manejo de residuos peligrosos biológico infecciosos (RPBI) de dicha empresa ubicada en Mérida.

Asimismo, en la resolución emitida por la Profepa se ordenó a Medam dar destino final a la totalidad de los desechos peligrosos que se encuentran en su posesión a través de empresa debidamente autorizada para tal efecto.

El indebido manejo detectado por parte de Medam consistió en el acopio y almacenamiento de RPBI por encima de la capacidad autorizada, el no presentar el registro como generador de los residuos peligrosos no anatómicos que genera por sus actividades; así como el omitir acreditar dejar irreconocibles los RPBI detectados, previo a su disposición final.

Asimismo, el haberse encontrado, tanto en la visita de inspección como en la visita de verificación RPBI al aire libre, sobre suelo compactado y en áreas de suelo natural; lo que representa un riesgo inminente y grave sobre el medio ambiente y la salud humana.

Por lo anterior, una vez transcurridos los términos de ley correspondientes, y debido al inminente riesgo que representa la omisión del adecuado manejo, tratamiento y destino final de los RPBI, se determinó imponer multa de $1,283,330, equivalente a 17,000 Unidades de Medida y Actualización (UMAs); así como la clausura total definitiva de las instalaciones de la empresa. Además se ordenó dar destino final a la totalidad de los RPBI que se encuentran actualmente en posesión de dicha empresa.

La multa impuesta se determinó con fundamento en el artículo 112 fracciones I y V de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, en relación con el artículo 106 fracciones II y XIV de la misma Ley.