Reconoce SHCP incertidumbre por reforma fiscal de EU

Representaría costo fiscal enorme que se tendría que compensar de alguna forma

Israel Rodríguez
Foto: Yazmín Ortega
La Jornada Maya

Ciudad de México
Miércoles 29 de noviembre, 2017

El nuevo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, reconoció que de prosperar la reforma fiscal en Estados Unidos, que implicaría una reducción en el impuesto corporativo de 35 a 20 por ciento, representaría un costo fiscal enorme que se tendría que compensar de alguna forma.

Pero reiteró que se mantiene el compromiso de "no crear nuevos impuestos, no subir los actuales, el Paquete Económico está aprobado, es un Paquete Económico prudente, conservador, de acuerdo a las realidades de noviembre".

En entrevista radiofónica, José Antonio González informó que la Secretaría de Hacienda ha estado ocupada siguiendo detalladamente las discusiones de esta reforma fiscal o este paquete fiscal que está haciendo Trump. "Ha venido avanzando, actualmente se tiene una propuesta de la Cámara de Representantes, ha venido avanzando alguna versión en el Senado, pero todavía no está lista".

La reforma propuesta en Estados Unidos, dijo, trae un costo fiscal enorme que tendrá que ser compensado de alguna manera u otra, "creo que hacia estas alturas todavía es prematuro ver qué es lo que tendríamos que hacer.

“Ciertamente sí es nuestro mayor socio comercial, pero es la economía más grande del mundo, y eso va a afectar a todo el mundo, y habrá que ver cómo va a afectarnos a todos para ver una manera de reaccionar otra vez, siempre con la prioridad de las finanzas públicas sanas y los efectos de esto se tardarán en el tiempo, aunque se tome una medida estos efectos seguramente habrá transitorios. Habrá que verlo, me gustaría no ser prematuro en opinar sobre algo que todavía no está listo y claro".

González Anaya dijo que habrá que ir viendo qué se hace "y nuestro trabajo será que se ejecute de la manera más eficiente, más eficaz y más transparente posible".

Reconoció que "las adversidades de la incertidumbre se mantienen, seguimos teniendo esta incertidumbre alrededor del Tratado de Libre Comercio (TLC), existe la incertidumbre alrededor de la reforma fiscal de Estados Unidos, existe incertidumbre alrededor del crecimiento de las grandes economías del mundo, cierta volatilidad en los precios del petróleo, y lo que tenemos que hacer es ser prudentes y ser conservadores en las políticas para lograr mantener esta estabilidad de crecimiento que hemos tenido".

Descartó que el nivel de endeudamiento sea un problema para México y explicó que en los últimos años se ha llevado a cabo un proceso de consolidación, con un superávit primario por primera vez en muchísimo tiempo, y la deuda como porcentaje del PIB ha venido bajando de manera gradual y este año también va a bajar, el próximo año bajará también un poquito, y ese es el signo de tener una deuda y un endeudamiento sostenible y prudente.

El nuevo secretario de Hacienda admitió que necesitamos crecer más,"no hay ninguna duda de esto, pero creo que la economía mexicana ha demostrado que aún frente a estos choques externos, si mantenemos políticas prudentes, esto mantiene estabilidad y crecimiento moderado, y trabajaremos como se ha venido trabajando en esta administración del presidente Enrique Peña Nieto y hacer reformas para que siga creciendo".