Hallan cuerpo de una persona entre escombros de Paseo 60

La Semefo procederá a la identificación de la víctima

Paul Antoine Matos
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 6 de diciembre, 2017

Aunque en un principio el gobierno del Yucatán, a través del director de Protección Civil, Aarón Palomo Euán, afirmó que sólo fueron cuatro muertos en el colapso parcial de la estructura en construcción de Paseo 60, y que no había nadie atrapado entre los escombros, la Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó la presencia de un quinto cuerpo.

Alrededor de las 18 horas, una ambulancia del Servicio Médico Forense (Semefo) ingresó al sitio en construcción, y minutos más tarde lo realizó el médico forense.

Palomo Euán declaró, el martes por la mañana, que "se levantaron los escombros, pero ya no hubo más personas". Horas más tarde, la familia de Enrique Javier Torres Fernández, trabajador desaparecido desde, exigió a las autoridades que reiniciar las labores de búsqueda y rescate. En la noche del martes, así sucedió.

En casos de colapsos de edificios, es posible que una persona sea encontrada con vida, pero mientras más pasa el tiempo, se reduce la posibilidad. El lunes, poco antes de las 22 horas, se detuvieron las labores de rescate. El siniestro había ocurrido apenas cuatro horas antes.

En el boletín de la FGE se confirmó que los perros de rescate, Dexter y Samo, detectaron el cadáver sepultado entre los escombros.

Se realizará la necropsia correspondiente en la Semefo para determinar la causa de la muerte e identificarlo.

Enrique Javier Torres Fernández, quien el lunes pasado salió de su hogar en el fraccionamiento Juan Pablo II. Montado en su bicicleta azul llegó a su lugar de trabajo: el complejo turístico-empresarial en el que se construyen los hoteles NH y City Express Plus, así como 25 locales comerciales, entre ellos Telcel, Crabster, Taninos, Hacienda Teya y BBVA Bancomer, propiedad de Inmobiliaria La Brea.

A media tarde, Enrique fue a una lonchería que se encontraba cerca de la construcción; pidió tres tortas para llevar, le dijo a la vendedora que tenía mucha chamba. A las cinco de la tarde, al término del día laboral, la mayoría de los 200 trabajadores dejaron sus labores y se fueron del lugar. Él decidió trabajar horas extras, para recibir una mejor paga. Unos 45 minutos más tarde, cuando el sol ya se había puesto y Mérida se oscurecía por el invierno, presuntamente una grúa golpeó la estructura más cercana a la Quinta Montes Molina en el noveno piso y colapsó parcialmente.

La familia de Enrique Torres dijeron que desapareció; creían que estaba entre los escombros. Ayer, al reanudar las labores de rescate en Paseo 60, clausurado por la Fiscalía General del Estado (FGE), entraban y salían ambulancias, camiones de Bomberos, peritos investigadores y perros de la Unidad K-9 para oler algún rastro humano. Según los familiares, con picos se realizaron los trabajos de rescate.

Pero antes, ni Inmobiliaria La Brea, Edifictun y Predecon, empresas involucradas en la construcción y desarrollo de Paseo 60, le entregaron a la familia la lista de registro de los trabajadores, quienes firman su entrada y salida cada día, para confirmar la presencia de Enrique Javier.

“Si no estaba aquí, ¿qué habíapasado? ¿Se lo tragó la tierra? ¿Se lo comieron vivo?” La familia no se rindió no se fueron y prometieron llegar hasta las últimas consecuencias; así lo dijo al mediodía su hermana Vilma Torres Fernández.

Otros familiares viajaron desde Cancún para acompañar a la esposa, hermana y parientes en la espera de alguna información. Al llegar, se abrazaron y las lágrimas se soltaron. Todos se acercaron al muro color verde que separa a la construcción de la vía pública. No se veían los trabajos de recuperación, pero sí la bicicleta azul de Enrique Torres.

Edifictun y La Brea

Eusebio Moo Tec, secretario general de Terraceros y Trabajadores de la Construcción, de la CTM, recordó que el lunes acudió a Paseo 60 alrededor de las 18:30 horas, pero no lo dejaron ingresar. Edifictun fue contratado por el gobierno de Yucatán por un monto de 51 millones 472 mil 507 de pesos entre 2014 y 2015, para la construcción del Centro Estatal de Servicios Yucatán, la línea de distribución eléctrica entre dos comisarías de Yaxcabá y la ampliación de la red eléctrica de media y baja tensión en Tixcacalcupul, entre otras obras