Encuentro busca "darle peso a la lectura en el cine": Kevin Manrique

Muestra cinematográfica en la Filey presenta programa para este año

Katia Rejón
Foto: Facebook Paula Movie
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 13 de febrero, 2018

El Encuentro Cinematográfico de la Feria Internacional de Lectura Yucatán (Filey) inició en el 2014, durante la tercera edición de la feria. Para ese entonces llevaba en el nombre la categoría de Nacional, aunque tenía poca presencia en el país. Desde el año pasado, como parte de la nueva administración, el Coordinador del Área Cinematográfica de la Filey, Kevin Manrique Cámara, intenta darle relevancia al encuentro dentro y fuera del estado.

El equipo está integrado por Andy Manrique, Sergio Aguilar, Daniel Peraza Zermeño y Manuel Escoffié, quienes han participado en la gestión de festivales, casas productoras, encuentros y programación de cine en Mérida. El año pasado recibieron aproximadamente a 40 mil personas sólo en el encuentro.

El cine como otra forma de lectura

“Cuando llegamos, lo primero que nos preguntamos fue ¿por qué tiene que haber un evento de cine en la feria? Así que decidimos darle el peso de la lectura en el cine”, explica. Para ello invitan a guionistas a dar pláticas o a las presentaciones, e instalan una sala de lectura de guiones, muchos de ellos exclusivos, de películas mexicanas o películas importantes y reconocidas a nivel internacional.

El objetivo es que la gente se acerque a la parte escrita del cine, “que se den cuenta de que ahí empieza una película, no es sólo grabar y ponerlo en la pantalla”, agrega. El año pasado, invitaron a la guionista Laura Santullo, quien realizó el guión de la película Un Monstruo de mil cabezas (2015).

Actividades de la edición 2018

Este año el invitado especial es Isaac Ezban, quien impartirá una masterclass que abordará desde la idea del guión hasta la distribución de una película. Así como Alberto Chimal, quien presentará la película 7:19 la hora del temblor (2016), de la cual es guionista.

Festejarán los 50 años de la película 2001: Odisea en el espacio (1968), con una proyección y una mesa panel que incluye analistas e investigadores de cine como Sergio Aguilar y Hernán Lara Zavala, quien también participará en otras actividades de la feria.

Este año la ciencia tiene una participación destacada en toda la feria y en el área de cine se verá en la proyección de cortos finalistas del concurso Cine Space, de la NASA. Un concurso mundial en la que los participantes utilizan las tomas del espacio, realizadas por la NASA, para sus cortometrajes. Dos finalistas de las ediciones 2016 y 2017 presentarán su corto durante el encuentro, uno de ellos es el yucateco Isaac Zambra con Sideral (2016).

El análisis simultáneo de la película Persona (1966), un taller dedicado a Frankenstein, la proyección de la película El Incidente (2014), con adecuaciones para personas con discapacidad visual, y talleres infantiles, son otras de las actividades programadas.

También habrá proyecciones dedicadas al país y estado invitados, como la versión rusa de La Sirenita y Leviatán (2014); y en el caso de Guanajuato, participarán con los cortos del Festival de Cine de Horror Aurora, un ciclo de cine dedicado al escritor guanajuatense Jorge Ibargüengoitia.

Impacto del encuentro en la comunidad de cine local

“El encuentro tiene como objetivo involucrar a la comunidad y creo que no lo ha hecho. Esto por cuestiones de adaptación y tiempo, pues recibimos la feria con menos de un año para organizarla. Este año estamos generando expectativa”, afirma Manrique.

El Coordinador del Área Cinematográfica de la Filey invita a la comunidad de cine a no perderse de actividades. Adelanta planes de firmar un convenio de colaboración con Guanajuato para hacer más intercambios y generar un observatorio de cine, para hablar sobre los problemas que hay en la gestión del medio en Yucatán.

“Que represente a los interesados de cine en el estado y tenga algo que decir sobre las decisiones que se toman en la gubernamental y lo privado. Si el gobierno decide dar 200 mil pesos a una comisión fílmica, que el observatorio sea una voz y pregunte de manera pública por qué. Si compra equipo de cine obsoleto con recursos públicos o si no hay recursos para la producción local, buscará ser un contrapeso”, finaliza.