Show en el panucho

Pechito a pechito

Luis A. Boffil Gómez
Foto: Infoqroo
La Jornada Maya

Martes 13 de febrero, 2018

Se acabaron las precampañas, damas y caballeros, “quimeras” y “quimeros”. Ahora viene un largo plazo de casi 45 días de la siguiente etapa denominada “intercampaña”, algo así como hacer la campaña sólo al interior de los propios partidos y sus militantes, so pena de que las autoridades electorales como el IEPAC, a nivel estatal, y el INE, en el entorno federal, sancionen a los todavía precandidatos en estado de “colgar un rato las hamacas” con penas gravísimas como, por ejemplo, inhabilitarlos y que se vayan a llorar a sus casas.

¿Lo harán los consejeros electorales de ambas instancias? ¡Claro que no! Doble contra sencillo. Esto permitiría que, por error u omisión, aparezca propaganda electiva de los pre abanderados que, al final, serán los abanderados en las casas de todo mundo, aunque sus habitantes posiblemente no comulguen o militen en partido alguno, o bien, los folletos caigan en predios dominados por la oposición. Y entonces, ¡verán reventar las redes sociales de acusaciones a lo “pandejo” (una combinación de panda con conejo; no sean malpensados)!
Mientras tanto ¿qué inventarán los partidos y los candidatos para mantenerse en el olfato y la vista de los potenciales votantes que, en Yucatán, son alrededor de un millón 200 mil? Pues sepa Dios, pero de que tramarán estrategias, hasta la duda ofende.

Pero ya hay sus problemas partidistas, y no precisamente en el interior del PRI, PRD y Morena (aunque la diputada local de esta última agrupación, Jazmín Villanueva Moo, no sepa qué quieren decir las siglas de su propio partido: Movimiento de Regeneración Nacional). Concretamente, en Acción Nacional es donde se encuentra el foco de infección que amenaza con volverse gangrena política.

En efecto, salió a relucir que la actual diputada federal panucha, Kathia Bolio Pinelo, y Marisol Cruz, quien pretendía registrarse como abanderada para la alcaldía de Motul, están siendo vetadas por altos funcionarios del partido que fundara Manuel Gómez Morín y cuyos principios ideológicos están por el suelo a cambio de intereses de otra índole.

Bolio Pinelo, cuyos méritos se desconocen desde llegar a la diputación federal y querer aspirar a una curul local, denunció que el dirigente del PAN yucateco, Raúl Paz Alonzo, conocido como Pacito, la anda vetando y hasta amenazando para impedir que se registre como abanderada; en el caso de la chava de Motul, supuestamente fue Roger Torres Peniche, el ex estratega priísta muy bien acomodado en las filas y administraciones municipales panistas, el que le dijo: “ma’”, o sea, ni te atrevas.

Pero estas dos chamaconas, independientemente si tienen o no los galones para contender, no tendrían que ser vetadas por el simple hecho de que “van mis cuates”, lo que también podría traducirse en la cómoda venta de candidaturas al mejor postor. Supuestamente Gómez Morín se revolcaría en su tumba, pero eso ni les importa a los dirigentes que tienen los huevos en la sartén.

Pregúntenle a Cecilia Patrón Laviada, una verdadera luchadora de Acción Nacional, actual funcionaria de la comuna meridana. No fue la buena para la alcaldía de Mérida; se disciplinó; buscó el cuarto distrito federal, y se lo negaron. Elías Lixa, el diputado local, muy cuate de Pacito, será el bueno. Tan buena onda son en el panucho power que le podrían dar una candidatura a diputada plurinominal. Está en decisión de Cecilia aceptar, pero de que la maltrataron, no hay duda.

¿Y la tizimileña Lizbeth Medina? La ex diputada estatal quiso buscar un retorno y también le pusieron trabas para su registro. ¿Qué sucede en torno a los panuchos? De entrada, el machismo; seguido de cuatismo y finalizando por el monetarismo. Más claro, ni el agua.

Abusados en el PAN. De continuar estas acciones discriminatorias, el arranque de las campañas previstas el 30 de marzo estará más enlodado que el mismo estiércol. El periodo de “intercampañas” es el momento preciso para arreglar los desacuerdos, si no, ¡peligro, peligro!, lo cual sería miel sobre hojuelas para el PRI, y chance para los demás contendientes.

Amiguitas y amiguitos, ya saben: sugerencias para que el panucho no quede acedo antes de tiempo, enviarlas a [email protected] y/o [email protected]; facebook: Luis Antonio Boffil Gómez.