México Indígena atiende a mil 400 familias en Los Chenes

FAO respalda desde hace 20 años el trabajo de la organización

Hubert Carrera Palí
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Lunes 12 de marzo, 2018

Los pueblos indígenas mayas pueden llevarnos a construir mejores modelos de desarrollo, aseguró Jannete Arriola Sánchez, fundadora y presidente ejecutiva de México Indígena, programa que se desarrolla en la península de Yucatán.

Dijo que en Campeche, particularmente en la región de Los Chenes, vienen trabajando en diferentes programas de desarrollo productivo de la mujer desde hace 20 años, a partir de propuestas metodológicas emanadas de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con la finalidad de lograr la autosuficiencia alimentaria.

Precisó que México Indígena atiende actualmente a mil 400 familias tan solo en la región de Los Chenes, aunque todavía falta incluir a tres localidades de esa región.

Añadió que como parte de esta estrategia de inclusión, la organización está ampliando su radio de acción en los municipios de Calakmul y Champotón, donde también se presentan importantes niveles de pobreza.

Arriola Sánchez mencionó que a partir de cuatro procesos metodológicos se elaboran los programas de desarrollo productivo en las comunidades, los cuales serán llevados a cabo por mujeres mayas. Una vertiente, añadió, es aprovechar la identidad cultural que tienen y que en gran parte del país y del mundo gozan de gran respeto y admiración.

Además, está la promoción y trabajo en la escuela, la investigación, los talleres y el apoyo de los liderazgos comunitarios, que son fundamentales para lograr metas específicas.

De manera primordial, prosiguió la activista, se busca el cuidado y la preservación de la selva y el medio ambiente, que cae en la exigencia permanente y recurrente de los pueblos mayas, ante la devastación y contaminación de la que están siendo objeto.

Mencionó que como consecuencia del desarrollo de estas tareas organizadas se lleva a cabo el almacenamiento de agua de lluvia para jagüeyes, uso del campo y doméstico, pero también se promueven otras actividades productivas para combatir la pobreza, como lo es el trabajo agrícola, porcicultura, el aprovechamiento de la miel, de gallinas y de algunos cultivos.

Reiteró que todos los programas que se implementan en las comunidades rurales están respaldados por la FAO y el apoyo que brinda el gobierno mexicano.