Agreden a activista Sandra Peniche en el centro de Mérida

En días pasados denunció hostigamiento policiaco por negarse a retirar una imagen alusiva a una vulva colocada frente a su clínica

Óscar Rodríguez
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 13 de marzo, 2018

Tras la agresión de que fue objeto la mañana de ayer en el centro de Mérida, la activista Sandra Peniche Quintal aseguró que los hechos en su contra son "el camino para la apología del delito de odio".

La médico ha sido blanco de grupos identificados con la Iglesia católica, que desde el 14 de febrero iniciaron una Jornada de Oración en Favor de la Vida, frente a la clínica de la Unidad de Atención Sicológica, Sexológica y Educativa para el Crecimiento Personal (Unasse A. C.), que dirige Peniche Quintal, quienes alegan que en dicho establecimiento se realizan abortos clandestinos.

Apenas el pasado viernes, Sandra Peniche, quien señala que promueve la salud reproductiva y sexual, colocó su camioneta frente a la sede de Unasse, en cuya parte posterior transportaba un lienzo con la imagen de una vulva.

Según la misma activista, las rezadoras apostadas frente a Unasse llamaron a la policía municipal, cuyos agentes pidieron que retirará el cuadro, pues generaba la molestia de los vecinos.

Quintal Peniche se negó a la solicitud de los uniformados y argumentó que su derecho a la libre expresión era violentado. Finalmente los policías se retiraron y la imagen permaneció en el lugar.

Agresión en martes 13

La mañana de ayer, Peniche Quintal denunció a través de las redes sociales virtuales que fue víctima de una agresión por parte de un sujeto en el Centro Histórico de Mérida, en la esquina de la calle 54 con 49. Al mediodía, la activista se presentó en la Policía Municipal a fin de interponer una denuncia. Su versión fue difundida a través de su perfil de Facebook.

En entrevista, Peniche Quintal reveló que al momento de la agresión se encontraba con un trabajador, quien arreglaba el techo de la clínica.

Explicó que en el momento de levantar un brazo para indicar a su colaborador, dónde estaba el desperfecto, el sujeto agresor aprovechó para intentar clavarle un desarmador por la espalda. El individuo realizó un segundo intento de incrustarle el objeto, pero al ver que Peniche Quintal se defendía, se echó a correr y el trabajador se lanzó en su persecución, alcanzándolo varias cuadras después.

Un testigo dio aviso a policías municipales, quienes detuvieron al agresor.

Delito de odio

Entrevistada minutos después de salir del edificio de la Policía Municipal, y previo a dirigirse a la Fiscalía para interponer la denuncia respectiva, la activista calificó como “muy significativo“ que haya sufrido esta agresión pocos días después del altercado por la imagen de la vulva frente a su clínica.

¿Cuál es el llamado a las autoridades?, preguntamos

“Pues las autoridades, ésta es una de las consecuencias de no actuar. Yo le llamo que entre todos se han construido un camino para la apología del delito de odio, y pues intentaré defenderme“, finalizó.