Monero José Hernández busca revalorar la figura de 'El Che'

El colaborador de La Jornada presenta su nuevo libro en la Filey

Paul Antoine Matos
Foto: Twitter @EdSextoPiso
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 13 de marzo, 2018

En Che, una vida revolucionaria, el monero de La Jornada, José Hernández, recorre el texto de Jon Lee Anderson sobre la vida de Ernesto Guevara, doctor argentino que batalló en la Revolución Cubana.
Tras presentar el libro en la Filey 2018, Hernández declaró que El Che “nunca fue un personaje bidimensional” porque era capaz de sentir en lo más hondo cualquier injusticia que se comete en cualquier parte del mundo.

El proceso creativo fue distinto al de sus cartones políticos, porque en la novela gráfica se trata de ser lo más verosímil posible, entonces, utilizó un estilo muy realista con lápiz y sombras.

“La historia se presenta en ciclos revolucionaros, en los años sesenta, y contrarevolucionarios, desde los setenta a la fecha, que parece agotado pero se resiste a morir”, expresó.

En momentos actuales, los valores, moneda de uso común como el individualismo y la solidaridad, es importante revisar a un personaje como el Che Guevara 50 años después de su muerte, consideró.

Muchos cuestionamientos de la época siguen sin contestarse actualmente, pero ahora hay sólo una potencia mundial con un presidente terrible que mete sus manos en todos los países, manifestó. “Es un modelo económico muy salvaje, entonces se necesita voltear y revisar sus valores”.

“Trato de encontrar personajes públicos en la actualidad con alguna de las características que identifican a El Che, el más cercano al idealismo, congruencia o deseo de cambio, aunque de manera pacífica, es Pepe Mujica, ex presidente de Uruguay. Es modesto y congruente, de los pocos actualmente, como fue Mandela hasta su muerte”.

Sin revoluciones mínimas, los valores actuales son de uniformidad, dijo. La tendencia es a ser iguales, pensar igual en uno mismo y mantener satisfactores inmediatos en cosas hedonistas y no pensar más allá de la pantalla del celular o la computadora, declaró. Es una serie de elementos que te mantienen en el aquí y en el mí, en el ahora, afirmó, por lo que hay que darle una vuelta a esto para retomar ideas de colectividad, porque no vivimos solos, consideró.