Detención de 'Capitán Mendoza' retrasó a pescadores en pepinada

Cooperativas acusan que furtivos depredan pulpo y langosta; exigen vigilancia

Texto y foto: Óscar Rodríguez
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Domingo 15 de abril, 2018

En este municipio del oriente yucateco, la pesca es la única forma para vivir. Aquí no hay escuelas de educación superior, ni industrias; el sector turístico está en pañales y la esperanza se finca en las distintas temporadas de captura de las diferentes especies, que debido a la sobreexplotación cada vez son más difíciles de encontrar, reconoció Diego Alberto Chan Casanova, un hombre de mar de apenas 21 años de edad quien con nostalgia contempla las agua color turquesa que este fin de semana no pudo surcar por mal tiempo, por lo que tuvo que emplearse en el lavado de lanchas.

Tampoco la pesca es una actividad tranquila. Según ha acusado la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras del Centro Poniente del estado, los pescadores furtivos depredan pulpo y langosta, poniendo en riesgo la captación de ambas especies en sus próximas temporadas, por lo que ya demandaron mayor vigilancia en altamar por parte de las autoridades.

Asimismo, las cooperativas refirieron que esto mismo ocurre con el pepino de mar, para el que se otorgaron 764 permisos a igual número de embarcaciones ribereñas, pero se ha detectado que varias lanchas sin autorización están capturando al equinodermo.

Diego es uno de los más de 400 pescadores de Río Lagartos que dependen en un 99 por ciento de esa actividad para subsistir. Algunos de ellos están agrupados en cooperativas y otros con particulares que por temporadas se pelean por los frutos que el mar ofrece. Ahora, el pepino de mar es la perla en disputa.

Una de las cooperativas es la Manuel Cepeda Peraza, la cual se resiste a vender el equinodermo al precio de 40 pesos el kilo que ofrecen los permisionarios, cantidad que califican "de hambre", por lo que vieron en el capitán en retiro Gerardo Rodríguez Mendoza y en el empresario Eduardo Beltrán Gómez una esperanza para obtener un poco más de recursos por arriesgar la vida en la pepinada, al pactar un pago de lo doble por kilogramo.

Sin embargo, la detención del Capitán Mendoza y el hostigamiento del que dice ser objeto su socio retrasaron la entrada de los 220 integrantes de esa cooperativa a la mar, pues los 2 millones de pesos que ambos empresarios les entregarían para que se hicieran a la mar, fueron confiscados por la Policía Estatal Investigadora en un hecho poco claro, y apenas fueron entregados este sábado.

El ex militar, acompañado por Eleonaí Contreras Soto, secretario general del Comité Directivo Estatal de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido que postuló al Capitán Mendoza a la presidencia municipal de Río Lagartos, entregó públicamente los 2 millones de pesos que días atrás le fueron confiscados al hoy candidato por las autoridades, que también lo privaron de su libertad y torturaron, según denunció el Rodríguez Mendoza, en un reten ubicado en la vía que comunica a Río Lagartos con Tizimín

Derecho de piso

A menos de tres días de haber recuperado su libertad, el Capitán Mendoza exhibió ante los medios de comunicación los fajos de billetes que minutos después entregó a los pescadores, los cuales tuvo que contar uno a uno en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado en el vecino municipio de Tizímin.

“Los dedos me duelen de tanto contar“, confía a este reportero, luego de recordar el infierno que pasó por cuestiones de tipo político y no someterse a la mafia del lugar, que exige pago de derecho de piso a cualquier empresario que quiera mercar con los productos del mar que ofrece la costa oriente del estado, según alega.

Ante los pescadores de la cooperativa Manuel Cepeda Peraza, reitera que el dinero que les entregará es totalmente licito y defiende la honorabilidad de su socio, de quien asegura su único delito es no someterse a los mafiosos de la zona y ser un empresario exitosos que paga un precio justo a los hombres del mar.

“Estuve preocupado porque soy un hombre que cumple su palabra y aquí estamos compañeros; todo fue una injusticia, todo fue tramado por una mente maquiavélica. No sé, quiero pensar que por fines políticos, pero las autoridades correspondientes van a hacer las investigaciones; va a caer caiga, quien caiga“, afirmó.

Demandó al gobernador del estado, Rolando Zapata Bello, que instruya al secretario de Seguridad Publica, Luis Felipe Saidén Ojeda, para que sus elementos dejen de extorsionar en la zona y realicen detenciones legales.

La hija del Capitan Mendoza, Brenda Rodríguez Sánchez, se encontraba en el lugar. Ella es la administradora de Propesoyuc S.A. de C.V., y ante los pescadores defendió la honorabilidad de su padre y la de Eduardo Beltrán.

“Estamos aquí reunidos para hacer entrega de los 2 millones de pesos que se pactaron para esta temporada de pepino 2018 por parte de la empresa Propesoyuc y por parte de nuestro socio Eduardo Guadalupe Beltrán Gómez. Es muy importante aclarar que estamos muy apenados con ustedes. Nosotros sabemos lo que esta injusticia ha representado para ustedes y sus familias, cuánto tiempo no pescaron por no tener este dinero, no pudieron llevar el sustento a su familia y más agregando los malos tiempos“, señaló.

Apoyo de los hombres de mar

Manuel Alcocer y Ariel Meneses son dos socios de la cooperativa Manuel Cepeda Peraza, una de las mas importantes en cuanto a numero de afiliados en los municipios colindantes de Río Lagartos y San Felipe. Ambos lamentan que por cuestiones políticas sus familias, al igual que las de sus 218 compañeros, no hayan tenido pan en la mesa en los últimos días.

Los rayos del sol han dejado su huella en la piel de Ariel, sus ojos claros evidencian que su tez alguna vez fue blanca. Ahora es colorada debido a más de 30 años en el mar. Con nostalgia ha visto cómo las diferentes especies marinas, que antes parecían una fuente inagotable de sustento, son cada vez menos.

“Hay menos pescado ahora, no sabemos por qué; o somos muchos y ya lo depredamos todo“, lamentó.

Expuso su apoyo al Capitán Mendoza y Eduardo Beltrán, toda vez que existen permisionarios que “los matan de hambre“ con los precios que pretenden pagar por kilo de pepino de mar.

Manuel Alcocer también fustigó lo sucedido la semana pasada, cuando el candidato de Morena fue “levantado“ por elementos de la SSP.

“La competencia desleal se hizo antes de la temporada, ya que durante el periodo de veda nunca dejaron los furtivos de hacer esta actividad y en el momento de que la veda queda abierta, pues el producto ya no está en la cantidad que habíamos detectado“, denunció.

Finalmente reveló que durante los dos días que no pudieron salir a pescar, la producción fue de 8 toneladas diarias, que en dinero representa más de un millón 200 mil pesos.