Los Leones, con 50 temporadas en la LMB, van en busca de más hazañas

Jesse está agradecido y feliz por ser parte de la historia

La Jornada Maya
Foto: Leones de Yucatán

Mérida, Yucatán
Miércoles 18 de febrero, 2018

El debut de los Leones fue inmejorable, una victoria de 8-0 ante los campeones defensores Tecolotes, que fue guiada por el yucateco José Indio Peraza.

Las fieras, 64 años después y con tres etapas en su historia, cumplieron ayer 50 temporadas jugadas en la Liga Mexicana de Beisbol como súper líderes del circuito. “Estoy muy agradecido y feliz por ser parte de la historia del club”, afirmó Jesús Jesse Castillo, cañonero de los Acereros de Monclova y autor de tal vez el momento más memorable para la franquicia, el jonrón que dejó tendido a Monterrey y le dio su tercer título en 2006.

En su primera etapa en la Liga, los melenudos vieron acción de 1954 a 1958 en el desaparecido parque Carta Clara; en 1957 obtienen su primer título al terminar en la cima de la tabla de posiciones.

Para 1959 la franquicia cambió de sede para pasar a ser los Rojos del Águila, sin embargo, en 1970 el mejor beisbol de verano en México volvió a Yucatán como parte de la recién creada Zona Sur.

Las fieras jugaron nuevamente en Mérida hasta 1974, cuando luego de temporadas

complicadas en las que no clasificaron a postemporada, orillaron a que la franquicia se mudara a Villahermosa, Tabasco.

Los Leones volvieron a aparecer en 1979, y a partir de ese momento han jugado ininterrumpidamente 40 años en la Liga Mexicana. En 1984 la novena yucateca conquistó su segundo gallardete, cuando barrieron a los Diablos Rojos del México en la primera ronda, derrotaron a los Tigres capitalinos, 4-3, y se coronaron al vencer a los Indios de Ciudad Juárez en la serie final.

En 2005 Óscar Rivera lanzó un juego perfecto en el séptimo y decisivo de la serie ante los Guerreros de Oaxaca, siendo el primer y único juego de ese tipo en postemporada en la historia de la Liga. Los melenudos consiguieron el 27 de agosto de 2006 su tercer título, ante los Sultanes, que eran considerados grandes favoritos debido a la profundidad de su róster. Jesse, quien se formó en la cueva, los liquidó con gran swing. “Recordar esos momentos buenos, malos, siempre va a ser especial. Es un orgullo estar aquí (en Mérida)”, apuntó Castillo durante la visita reciente de Monclova.

Nueva era

Grupo ArHe adquirió la franquicia en 2014 para convertirla en una institución deportiva líder, creando un espectáculo de primer nivel a través de sus valores y responsabilidad social, señaló el equipo en un comunicado.

En 2016 el club se convirtió en el primero de la LMB en recibir el distintivo de Empresa Socialmente Responsable, gracias a su labor con la comunidad, así como el acercamiento con niños y jóvenes, realizando anualmente más de 100 actividades y campañas altruistas a través del programa “Corazón de León”. Ahora, al cumplir sus primeras 50 campañas, buscan, con uno de los rósters más fuertes del circuito, lograr el primer cetro de la era de los hermanos Arellano Hernández.